U$D

JUEVES 18/04/2019

Moodys mejoró nota argentina por las reformas que encara el Gobierno

Moodys mejoró nota argentina por las reformas que encara el Gobierno

La calificadora financiera Moodys mejoró la calificación de la deuda soberana argentina a la categoría B2 desde B3, al respaldar el rumbo que sugieren las reformas macroeconómicas que impulsó el Gobierno luego de las elecciones legislativas. Es la segunda calificadora que le mejora la nota a la Argentina luego de las elecciones. El 30 de octubre ya lo había anunciado Standard and Poors, mientras que este mes Fitch subió la perspectiva de la calificación pero no la nota.

"La suba de calificación se vio motivada por el paquete de reformas macroeconómicas que están comenzando a lidiar con distorsiones de larga data de la economía argentina y por la probabilidad de que estas sostengan el reciente regreso a la senda del crecimiento del país", dijo la calificadora en un comunicado.

A su vez, la calificación de corto plazo de Argentina se mantuvo en Not Prime (NP). Las calificaciones senior no garantizadas de la deuda no reestructurada fueron afirmadas en Ca y la calificación provisional senior no garantizada de la deuda no reestructurada fue afirmada en (P)Ca.

De esta manera, la nueva categoría robustece la imagen de la Argentina a la hora de acudir al mercado internacional de crédito, tras dos años en los que el Gobierno se valió de financiamiento externo para salir del default y cubrir el rojo fiscal que persiste luego de una década de desequilibrios en las cuentas públicas.

En su informe, Moodys señaló que "la perspectiva estable de la calificación de B2 de Argentina balancea las fortalezas crediticias de la economía grande y diversa del país y los niveles de ingresos moderados con los desafíos crediticios que presentan los déficits fiscales aún elevados y la dependencia de fuentes de financiamiento externas, lo que aumenta su vulnerabilidad a eventos de riesgo externos".

"Desde diciembre de 2015, el gobierno de (el presidente Mauricio) Macri ha implementado varias políticas que hacen frente a las distorsiones económicas que habían limitado el perfil crediticio de Argentina. Estas reformas incluyen un tipo de cambio flotante, una cuenta de capital abierta, un banco central independiente con metas de inflación plurianuales, y estadísticas públicas más confiables", detalla el informe

Asimismo, sostiene que "la combinación de estas reformas ha impulsado las perspectivas de crecimiento económico", y subraya que el Gobierno tiene como objetivo reducir el déficit fiscal en 2018 y 2019.

Moodys prevé que las reformas se mantendrán, debido a que el resultado de las elecciones legislativas de medio término "ha fortalecido" la posición política: "Si bien la coalición Cambiemos aún no tiene la mayoría en el Congreso, ha incrementado su presencia en ambas cámaras parlamentarias. El mayor número de legisladores le da al gobierno de Macri un mayor apoyo político que, según esperamos, facilitará la aprobación de más reformas políticas positivas".

Las reformas citadas son la reducción de impuestos a empresas para mejorar la competitividad, la reforma laboral "cuyo objetivo es achicar el costo de las contrataciones en Argentina y aumentar la proporción de empleo formal", y el cambio en la manera de calcular los gastos en pensiones. También resaltaron la reducción de los subsidios a la energía "para reflejar de una mejor manera los costos de producción y distribución reales".