Moody's bajó la calificación de deuda argentina y prevé pérdidas de hasta 65% para acreedores

La consideró que "los acreedores privados probablemente incurrirán en pérdidas sustanciales en el actual proceso de reestructuración de la deuda".

La agencia Moody's rebajó este viernes la calificación de la Argentina como emisor de deuda en moneda local y extranjera a largo plazo al considerar que “los acreedores privados probablemente incurrirán en pérdidas sustanciales en el actual proceso de reestructuración de la deuda . Así lo reveló la firma a través de un comunicado.

Para la calificadora, la perspectiva ha cambiado a negativa debido a los efectos que tendrá la crisis económica y financiera desatada por el coronavirus. “El shock económico y financiero derivado de la pandemia agrava el estrés financiero que obliga al gobierno a reducir sus obligaciones de pago de deuda en los próximos años , indicó Moody's.

La firma argumentó que rebajó la calificación a la categoría Ca debido al riesgo de que “las pérdidas de los inversores, en virtud de la reestructuración de la deuda del gobierno superen los niveles consistentes con una calificación de Ca, que generalmente captura pérdidas de hasta el 65% .

Asimismo, la calificación de corto plazo de Argentina se afirmó en la categoría Not Prime (NP). Las calificaciones senior no garantizadas para bonos del gobierno que no se reestructuraron después del incumplimiento 2001/2002 se afirmaron en Ca.

De acuerdo a Moody's, el límite máximo de bonos en moneda extranjera a largo plazo de Argentina se cambió a Caa3 de Caa1 y el límite máximo de depósitos en moneda extranjera cambió a Ca de Caa2. Los límites de los países en moneda local para bonos y depósitos bancarios se cambiaron a Caa1 de B2. El límite máximo de depósitos bancarios en moneda extranjera a corto plazo y el límite máximo de bonos en moneda extranjera a corto plazo permanecen sin cambios en Not Prime (NP).

Dentro de la argumentación presentada dentro el trabajo, Moody's fundamentó su decisión por considerar que la falta de acceso a los mercados y el estrés de liquidez, agravados por la crisis del coronavirus, provocarán una reestructuración de la deuda que resultará en pérdidas sustanciales para los inversores privado.

Moody's espera una combinación de extensión de vencimientos, tasas de interés más bajas y reducciones en los montos de capital, de modo que las pérdidas para los inversores sean en última instancia sustanciales y probablemente consistentes con una calificación de Ca, que generalmente captura pérdidas entre el 35% y el 65% , indicó la firma.

Tags relacionados