Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Mitsubishi se desplomó 15% en la Bolsa por manipular el consumo de combustible de 625.000 autos

La compañía admitió que vendió esa cantidad de vehículos a Nissan, sin haberlos testeado acorde con lo que exige la ley japonesa. En consecuencia, sus acciones se desplomaron en el mercado de Tokio.

Mitsubishi se desplomó 15% en la Bolsa por manipular el consumo de combustible de 625.000 autos

Mitsubishi Motors cayó este miércoles más de un 15% en la Bolsa de Tokio, tras anunciar que manipularon los consumos en sus pruebas de ahorro de combustible en 625.000 vehículos.

La compañía cerró la jornada con un descenso de 15,16%. No obstante, sus títulos llegaron a bajar más de un 17%, lo que supone su mayor bajada intradía desde julio de 2004.

El desplome de las acciones de Mitsubishi comenzó veinte minutos antes del cierre de la jornada bursátil, cuando la compañía anunció una rueda de prensa para explicar "irregularidades" en algunos de sus test.

El presidente de la empresa, Tetsuro Aikawa, reconoció que Mitsubishi falseó los datos de eficiencia energética de miles de sus minivehículos (Kei Kars). La firma nipona manipuló el proceso de prueba del consumo de combustible de estos vehículos de forma que los resultados de los test reflejaron unos datos de eficiencia mejores que los reales.

Mistubishi reconoció que manipuló al menos 625.000 coches, en los que se habían hecho unas pruebas de consumo de combustible que "no eran las requeridas por las leyes japonesas". La totalidad de estos vehículos son los denominados 'kei kars', pequeños autos hechos específicamente para el mercado japonés.

Como suministrador, Mitsubishi Motor Company es la responsable de certificar los consumos y emisiones de sus vehículos. Fue Mitsubishi quien realizó las pruebas de consumo y fue Nissan quien descubrió la desviación en las cifras de consumo de sus vehículos.

Por su parte, el presidente de Mitsubishi reconoció que su empresa "no había hecho los test de acuerdo con las exigencias de la ley". Asimismo, dijo: "pedimos disculpas a nuestros clientes y accionistas" y se levantó e inclinó la cabeza, el gesto con el que los japoneses piden perdón.