Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Mientras monedas de emergentes se devalúan, el peso gana terreno

A pesar de los recortes de tasa, las compras de bancos públicos y las trabas a capitales golondrina el dólar no sube en época de cosecha. Creen que está cerca de un piso. Por MATÍAS BARBERÍA

Mientras monedas de emergentes se devalúan, el peso gana terreno

La fortaleza del peso argentino contrasta con la debilidad que mostraron las monedas emergentes en lo que va de abril. Basados en ese divorcio entre la moneda local y los mercados externos, en declaraciones del presidente del Banco Central (BCRA) respecto a su preocupación por la apreciación del peso y a la baja de tasas de Lebac algunos analistas ya se animan a afirmar que el piso del dólar está cerca. Ayer, el dólar minorista bajó un centavo hasta los $ 14,40 gracias a compras de bancos oficiales que evitaron una caída mayor.

El dólar mayorista bajó medio centavo y cerró a $ 14,10 ayer. Cae 1,13% en lo que va de mayo y más de 10% desde su valor máximo de fines de febrero pasado. La época de cosecha, el segundo trimestre del año en el que se concentra la mayor parte del ingreso de divisas comerciales, es suficiente por sí sola para por la prevalencia de la oferta empujar a la baja al precio.

Pero el movimiento del peso contrasta con las subas que sufrió la divisa norteamericana frente a otras monedas emergentes en lo que va del mes. El dólar gana 3,75% frente al real brasileño en mayo, 6,95% en comparación con la lira turca, 7,26% frente al peso colombiano y 10,98% frente al rand sudafricano. Todas esas monedas sufren devaluaciones mientras el peso argentino recupera terreno.

El titular del BCRA, Federico Sturzenegger, se quejó repetidas veces por el ingreso de capitales golondrina (contradictoriamente, atraídos por la altas tasas de interés de las letras que emite la entidad que él conduce) y esta semana decidió dificultar las inversiones externas en Lebac de corto plazo con la obligatoriedad de permanencia por 120 días. El miércoles, en el Congreso, habló además de la intención de permitir que sólo se suscriban en el mercado local en lugar de hacerlo también en Euroclear.

Además de esto, para combatir la baja del dólar Sturzenegger manda al Banco Nación, al Banco Provincia y al Banco Ciudad a comprar en su representación en el mercado mayorista. Luego, el BCRA recompra esos dólares fuera de la plaza. Ayer compró u$s 103 millones y elevó así a u$s 1002 millones el acumulado de compras en lo que va de mayo.

La baja de la tasa de de Lebac más corta, quedó en 36,75% el martes pasado tras su segundo recorte en tres semanas, también podría sostener al dólar. A pesar de todas esas medidas, el dólar se mantiene en mínimos (su piso lo tocó el 15 de abril pasado cuando el mayorista cerró a $ 14,05).

A pesar de que quedan por lo menos dos meses más de fuerte flujo de divisas del liquidaciones agropecuarias, algunos analistas ya se animan a coquetear con la dolarización de carteras. En un mail para sus clientes, Martín Gómez Fleytas de Balanz Capital, llamó a los operadores a no ser complacientes con el peso argentino, porque tiene potencial para empezar a moverse hacia abajo.

Según el analista, en los últimos días se vieron algunas tomas de posiciones en dólares de fondos que estaban completamente colocados en tasa a pesos. También apuestas por nuevas bajas de tasa en el mercado secundario de Lebac.

"Hay algunas noticias y tendencias que aparecen en el mercado que puede ser vistas como una señal de que el BCRA va a tomar más enérgicos esfuerzos para debilitar al peso", escribió Gómez Fleytas. "Es claro que estamos cerca un piso, pero no creo que sea inminente el rebote", disintieron ayer en la mesa de un banco. "Mientras sigan entrando dólares de la soja no hay rebote del dólar, pero lo cierto es que si te pasás a dólar ahora perdés un tiempo de tasa, pero no creo que compres caro."