Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Mientras los minoristas compran dólares, empresas venden para ganar con la tasa

En junio, con la suba del dólar, hubo compras de billetes por casi u$s 2400 millones. Pero el dato fue la venta: u$s 1657 millones en billetes fueron vendidos a los bancos, un récord histórico para un sólo mes. La suba del dólar hizo que los minoristas compren dólares, mientras las empresas vendieron para pagar aguinaldos, vencimientos impositivos y para aprovechar la super tasa

Mientras los minoristas compran dólares, empresas venden para ganar con la tasa

En junio, mes en que el dólar pegó un salto del 3,28% y dio paso a una escalada que lo llevó a récords en julio, creció la cantidad de personas que compraron dólares como resultado de la escalada. Pero al mismo tiempo, por segundo mes consecutivo, se alcanzó el récord histórico de venta de billetes. Los dos datos, que parecen contradictorios, se explican al mirar en detalle quiénes son los compradores y quienes los vendedores: mientras que los ahorristas minoristas compran, las ventas de billetes mueven montos mayoristas y suelen ser hechas por empresas que se mueven a contramano para aprovechar la mejora en el precio de la divisa.

"Las compras de billetes totalizaron u$s 2370 millones, nivel similar al observado en el mes previo, y fueron concretadas por unos 780.000 clientes, unos 35.000 clientes más que en el mes anterior", detalló el informe sobre Mercado Único y Libre de Cambios y el balance cambiario que publicó el Banco Central (BCRA) el viernes pasado.

Las compras de billetes, aunque importantes en número, están lejos de máximos alcanzados en diciembre último (u$s 3474 millones) o del récord histórico de octubre de 2007 (u$s 3886 millones).

Pero lo que se destacó el mes pasado (por segundo mes consecutivo) es la venta de billetes: en junio, se vendieron u$s 1657 millones, la mayor cifra para un sólo mes desde que el BCRA lleva la cuenta. En mayo se había alcanzado el récord mensual previo (u$s 1581 millones) mientras que diciembre de 2016 había marcado el techo anterior, con u$s 1531 millones vendidos.

Junio fue el segundo mes seguido de alza del dólar, antes había ganado 4,58% en mayo y así recuperó hasta hoy 12,88% desde su mínimo del año. El renacer de la divisa atrajo compradores en manada, algo habitual entre los compradores argentinos, pero la novedad es que además atrajo volúmenes récord de ventas de oportunidad de empresas y personas que consideraron interesante el precio y se deshicieron de sus billetes. La super tasa y el récord en el precio de la divisa son las explicaciones que mencionan en bancos.

A los motivos para vender, además de la suba, se suma la demanda de pesos de cada mes de junio de empresas que necesitan pagar aguinaldos además de vencimientos de impuestos (esto último, en mayo).

Las dos actitudes distintas en el mercado de cambios se explican mejor al ver quienes las protagonizan.

Como explica el BCRA, los que van a los bancos a comprar billetes son eminentemente minoristas: "Si se desagrega la información teniendo en cuenta el monto de las compras mensuales por cliente, se observa que más del 40% de las compras fueron realizadas por clientes por importes de hasta u$s 10.000 (aumento de cuatro puntos porcentuales respecto a mayo) y el 18% entre u$s 10.000 y u$s 50.000, acumulando entre los dos más del 60% de las compras totales de billetes".

Los montos por operación son mucho mayores cuando se analiza a los vendedores. "Las ventas de billetes se encuentran más concentradas, donde el 50% del total se centraliza en operadores que venden por encima de los u$s 2 millones mensuales", explica el BCRA y detalla: "Esta diferencia en el comportamiento, en cuanto a la concentración de las ventas de billetes con respecto a las compras, podría explicarse al ver quiénes son los compradores/vendedores netos de billetes. En este sentido, en los últimos tres meses las personas físicas compraron billetes de forma neta, mientras que las personas jurídicas vendieron billetes de forma neta", añadió.