Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Menú de inversiones para sortear mayo sin sobresaltos

El mes arranca cargado de volatilidad tanto externa como interna. Mayo no tiene buena fama en Wall Street y en la City se espera que las ventas de la Anses sumen presión

Empieza mayo y con él el fantasma del "sell in may and go away", un dicho bursátil que recomienda vender los activos este mes para recién comprar en noviembre, dando por sentado que arranca un período de bajas.
En los hechos, durante los últimos años mayo no fue un mes fácil para Wall Street, sin embargo en junio ya se podía percibir una recuperación. Al mercado local le espera un escenario más complicado porque, además de procesar los vaivenes internacionales, deberá lidiar con las ventas de acciones que hará la Anses para pagar deuda jubilatoria. Por eso es que los analistas sugieren invertir en letras del Banco Central (BCRA) y bonos, tanto soberanos como provinciales, para esquivar la volatilidad. No obstante, la City confía en que el gobierno tomará los recaudos necesarios para no provocar un torbellino en el mercado.
"Es una opinión personal, pero creo que como viene encarando las políticas el gobierno, la venta de la Anses no será gradual, más bien será un shock que no debería duran más de una semana", dijo el economista de Inversor Global Nery Persichini. De todas formas, el experto recordó que el plan oficial es acordar con los grandes jugadores, "lo que haría que el efecto se mitigue bastante".
En tanto, la jefa de Research de Porfolio personal, Sabrina Corujo, sostuvo que no será una medida inmediata: "Debería hacerse de tal manera que no afecte fuerte a las cotizaciones y dentro de un proceso transparente y prolijo. El gobierno sabe que dada la profundidad del mercado no puede hacer algo a la ligera. Eso no quita que se genere ruido en los precios".
El mercado internacional no está pasando por el mejor momento. La Reserva Federal de Estados Unidos aseguró estar preocupada por el consumo y la inflación, además de mostrarse todavía alerta por la situación en China. Esto demora el proceso de suba de tasa que se esperaba para este año.
Igualmente, tal como destacó Gabriel Holand, director de HR Global, el país seguirá pagando tasas internacionalmente caras, aunque aclaró que seguramente los rendimientos se ajustarán a mediada que Argentina abandone la categoría de frontera.
"Desde mi punto de vista, la relación deuda soberana/provincial posee un riesgo de crédito similar, por lo menos para los próximos tres años. Entonces creo que conviene posicionarse en la curva larga de bonos soberanos nacionales y provinciales y algunos corporativos, que es donde más se sentiría una suba de precios", subrayó el especialista.
Así, la cartera de inversión recomendada por HR Global es un 40% en Lebacs a 60 días, el 20% en Discount en dólares bajo ley nacional (DICA), un 20% en el bono de Banco Hipotecario 2020 y otro 20% en el de la provincia de Neuquén al 2021.
A su vez, Holand se abstuvo de recomendar acciones porque considera que en un mercado en el cual un solo papel, Petrobras Brasil, domina el escenario, "sería hacer traiding permanente sin apego a fundamentals".
La cartera de Portfolio Personal, que está pensada para el mediano plazo, se componen de Lebacs, Fideicomisos Financieros (FF), bonos soberanos y acciones: un 30% en letras en pesos a plazos de 63 y 98 días, un 10% en Fideicomisos, el 10% en Bonar 2020 (AO20), el 20% Bonar 2024 (AY24), un 15% en Discount (DICA) y un 15% en acciones. Además sugirieron estar atentos a colocaciones de letras provinciales.
"Creemos que las posiciones en pesos sugeridas (Lebacs y FF) son atractivas y para aprovechar antes de que comience el proceso bajista en las tasas, un giro que podría llegar este mes. Por eso, optamos por plazos más largos en estas posiciones", indicó Corujo.
En cuanto a los bonos en dólares, Portfolio Personal apuesta a una reducción adicional del spread respecto a otros países de la región. Sobre este tema, la analista detalló: "Los bonos nuevos nos gustan, en especial los más largos (preferimos el AA46 contra el DICA, por ejemplo), pero no figuran en la cartera únicamente porque la ficha mínima deja afuera a los inversores más chicos".
Mientras tanto, las acciones fueron incluidas porque las ventas de la Anses podrían presentar oportunidades de compra a mediano plazo. Corujo comentó que la baja en la tasa de descuento para el país, una caída en las tasas de interés y las expectativas de recuperación económica van a ser buenos drivers para los papeles.
Finalmente, en Inversor Global dividieron la cartera en dos grandes grupos, un 30% de Lebacs a más de 90 días y bonos en pesos que ajustan a tasa variable, como el Bonar (por Badlar) y el Bonac (por Lebac); y el 70% restante en renta fija en dólares de corto plazo, como el Bonar X (AA17), el Bonar 2020 (AO20) y el Bonar 2024 (AY24).
"Hace ocho semanas que la tasa de Lebac a 35 días está en un nivel elevado de 38% anual. No creemos que esta situación se mantenga durante muchas semanas más, por lo que recomendamos posicionarse en Lebac a 90 días o más, con el fin de asegurarse una tasa alta a un plazo mayor", señaló Persichini.
Asimismo, añadió que la política del BCRA volvió atractivos a todos los bonos que ajustan por tasa variable, dejando rendimientos en pesos de entre 38% y 40% anual.
La elección de un 70% en bonos en dólares tiene que ver con un dólar atrasado y con una inflación que no cede. Persichini explicó: "Este mix de condiciones podría dar lugar a una recuperación del dólar y todos los activos relacionados cuando el Central relaje su política monetaria astringente".
El Bonar X vence en menos de un año, es uno de los títulos dolarizados con menor riesgo, y tiene un cupón anual de 7%. En tanto, el Bonar 2020 y el Bonar 2024 son títulos dolarizados que tienen retornos de 6,1% y 6,7% anual, respectivamente.