Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

"Me sigue gustando el cupón y ahora, la deuda en pesos"

Considera que la revitalización del mercado de capitales local es una asignatura pendiente. Lograr que la inversión en fondos locales sea nuevamente atractiva será el primer paso para que los extranjeros encuentren la liquidez que les de confianza para volver al mercado, sostiene

"Las medidas que se están tomando, por más que incrementen la oferta de bonos, deberían redituar en la baja del costo de fondeo a niveles consistentes con otros países de Latinoamérica que vienen haciendo las cosas seriamente desde hace años", sostuvo Diego Ferro, uno de los tres socios del fondo de alto riesgo Greylock Capital Management, que invierte en deuda argentina.


En diálogo con El Cronista, el experto argentino en mercado de capitales considera que un acuerdo con los holdouts conllevará un fuerte incremento del apetito internacional por deuda argentina, lo que minimizará los riesgos de sobreoferta de bonos argentinos en los mercados.

Ferro cuenta con más de 21 años de experiencia en Wall Street. Tras su paso por Citibank y Lehman Brothers, Ferro trabajó 11 años en Morgan Stanley, donde supervisó el grupo de mercados de capitales y de estructuración para América Latina. Antes de unirse a Greylock Capital, que tuvo bonos en default argentinos - el fondo ingresó recién en el segundo canje lanzado en 2010 - Ferro fue co-director en temas de renta fija y estructuración en Goldman Sachs.
–

¿El actual gobierno implementó varios cambios, entre ellos, la eliminación del cepo. ¿Cómo juegan estas medidas a favor del mercado?
–
El cepo representaba una dificultad enorme para invertir en la Argentina. La restricción a la compra de divisas hacía muy poco atractivo ingresarlas al país. Es clave que Argentina pase de un modelo basado exclusivamente en el consumo doméstico a uno que incentive a las inversiones. Por eso esta medida fue muy positiva, porque ayuda a que las probabilidades de inversión mejoren. Eso naturalmente mejora el crédito de Argentina en el mediano plazo. Aunque falten aún más medidas.
–

¿Cuáles son esas medidas que permitirán mejorar el crédito a mediano y largo plazo?
– Arreglar con los holdouts, bajar la inflación, racionalizar el gasto público y asegurar un marco legal consistente y que respete la inversión. Mucho de lo actuado en términos de mercado de capitales disminuyó el apetito de inversión en el mercado local, la CNV tiene mucho para hacer en ese sentido.

–Teniendo en cuenta que Argentina deberá emitir deuda para enfrentar diversos compromisos, como el pago a los holdouts, ¿Cree que hay un riesgo de sobreoferta que afecte el costo de fondeo?
–
Es un tema interesante, que genera bastante debates. Si la demanda de "riesgo argentino" es inelástica, a más oferta claramente bajaría el precio, con lo cual el costo de fondeo subiría. El tema es que un arreglo con los holdouts, implicando una normalización del acceso a los mercados internacionales, debería conllevar un fuerte incremento del apetito internacional por riesgo argentino. De ahí que veo que las medidas que se están tomando, por más que incrementen la oferta de bonos, deberían redituar en la baja del costo de fondeo a niveles consistentes con otros países de Latinoamérica que vienen haciendo las cosas seriamente desde hace años, como por ejemplo, Colombia y Perú. Antes se podría nombrar a Brasil, pero no es más el caso.
–

¿Qué deberá hacer la Argentina para dejar de ser mercado de frontera? Bajo qué condiciones se sumarían al mercado local los inversores Real Money?
–
La definición de Frontier [mercado de frontera] tiene que ver con el mercado de equities, y ahí el problema es la falta de liquidez y relevancia de la bolsa Argentina. La revitalización del mercado de capitales local es otra de las tantas asignaturas pendientes que dejo la administración anterior. Lograr que la inversión en fondos locales sea nuevamente atractiva es el primer paso para que los extranjeros encuentren la liquidez que les de suficiente confianza para volver.
–

Ustedes tienen en cartera bonos argentinos. ¿Cuál es la recomendación ante este escenario para los inversores?
–
Argentina nos sigue pareciendo un riesgo atractivo, aunque ahora hay que ser más selectivo en lo que se tenga en cartera para maximizar el retorno. No todos los activos han ajustado de la misma manera. Me siguen gustando los Cupones PBI , y ahora, con tasas mucho más razonables y post unificación del tipo de cambio, la deuda en pesos.
–

¿Qué activos se tornarán más atractivos una vez que el gobierno acuerde con los holdouts?
–Primero los activos externos, una vez que se elimine el default técnico. Pero los activos en pesos ajustados por Badlar deberían rendir muy bien en la medida que se produzca un ajuste ortodoxo a través de tasas reales positivas.
–

¿Es un buen momento para invertir en bonos provinciales?
–No tan bueno como hace unos meses, pero en términos de riesgo crediticio, la deuda provincial sigue siendo barata a nivel internacional. Específicamente, recomendaría la deuda de Córdoba, por retorno y liquidez. Y Salta en segundo lugar.