Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El petróleo logró el mejor trimestre en siete años pero aún se sitúa debajo de los u$s 50

Con fuertes bajas, el WTI cerró hoy en torno a los u$s 48 y el Brent apenas debajo de los u$s 50 el barril.

El petróleo logró el mejor trimestre en siete años pero aún se sitúa debajo de los u$s 50

Los precios del petróleo bajaron hoy más de un 3 por ciento, presionados por la  reanudación del bombeo en Nigeria y Canadá tras una serie de paralizaciones, y debido a que los operadores recogieron ganancias al final del mejor trimestre en siete años.                

El petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó hoy un 3,10% y cerró en 48,33 dólares el barril, en su primera jornada en negativo tras haberse recuperado de la incertidumbre provocada por la victoria del brexit en el Reino Unido.

Así, los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en agosto cayeron 1,55 dólares con respecto a la última jornada.

Pese a la baja de la jornada, el commoditie cerró la primera mitad del año con buenas noticias; el barril de crudo se disparó más de un 25% en el segundo trimestre, como parte de un rebote del 85% desde que tocó mínimos de 12 años a comienzos de año, luego de que inesperados recortes de producción atenuaron la abundancia  de inventarios que había derrumbado a los precios.                

Con respecto a la baja de hoy, el precio del barril sufrió su primer bache después de dos jornadas de recuperación en las que había compensado parte del terreno perdido por el resultado a favor de la salida de la Unión Europea en el referéndum británico del 23 de junio.

Ni siquiera ayudó el informe sobre las reservas conocido este miércoles en EE.UU., que apuntaba una bajada la semana pasada de 4,1 millones de barriles, hasta los 526,6 millones. El descenso fue levemente superior al esperado por los analistas, que habían proyectado una caída en las reservas de 3,9 millones de barriles.

Por su parte, el Brent, de referencia en Europa y otros mercados, terminó la jornada en Londres con un descenso del 2,94% hasta los 49,81 dólares el barril.

Las reservas aún no cedieron lo deseado y continúan presionando los pecios. La producción en Nigeria ha crecido a alrededor de 1,9 millones de barriles por día (bpd), desde 1,6  millones, debido a reparaciones y la ausencia de ataques importantes a los oleoductos de la región del delta.                

“Los mayores suministros de Nigeria aumentarán la presión sobre los precios”, dijo Goldman Sachs, y agregó que la interrupción de bombeo causada por los incendios forestales en Canadá podría finalizar en septiembre.                

La producción de crudo de la OPEP subió en junio a su nivel más alto de los últimos tiempos, según un sondeo de Reuters, (debido a la recuperación parcial en Nigeria) y a mayores suministros por parte de miembros del cartel en el Golfo Pérsico.     

Por último, los contratos de gasolina con vencimiento en julio, que todavía se toman como referencia, bajaron 2 centavos hasta los 1,50 dólares el galón, y los de gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes retrocedieron 5 centavos hasta 1,48 dólares el galón.

Los contratos de gas natural para entrega en agosto subieron durante la jornada 6 centavos y cerraron en 2,92 dólares por cada mil pies cúbicos.

Fuente: Agencias y Cronista.com