Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Malos resultados trimestrales terminaron con la racha alzista de Wall Street

El Dow Jones cayó 0,43%, presionado por los reportes de Intel y de compañías de transporte. En Europa, los mercados cerraron con leves alzas, excepto la bolsa londinense, que bajó 0,43%.

Malos resultados trimestrales terminaron con la racha alzista de Wall Street

Tras una jornada marcada por reportes negativos en los resultados trimestrales de algunas empresas, Wall Street terminó con pérdidas tras jornadas marcadas por las ganancias y, de este modo, el Dow Jones puso fin a su racha de siete récords consecutivos. En Europa, excepto la bolsa londinense, los mercados cerraron con leves alzas. 

El promedio industrial Dow Jones cayó un 0,43%, o 77,80 puntos,  a 18.517,23 unidades.

El S&P 500 perdió un 0,36%, o 7,85 puntos, a 2.165,17  unidades.

El índice Nasdaq Composite cayó 0,31%, o 16,03 puntos,  a 5.073,90 unidades.    

La plaza de Nueva York perdió fuerzas y cerró en baja tras decepcionantes resultados trimestrales de Intel y de compañías de transporte, que interrumpieron una temporada de ganancias corporativas que ha sido mejor a lo esperado.                 

El S&P y el Dow retrocedieron desde máximos récord, y este último cortó una racha de nueve subidas consecutivas.                

Las acciones de Southwest Airlines cayeron un 11,2% y arrastraron a las de otras aerolíneas luego de que la compañía pronosticó un descenso en un indicador clave de rentabilidad. Las de Union Pacific, el principal operador ferroviario de Estados Unidos, bajaron un 3,4% luego de que reportara menos utilidades.                

Ambos valores arrastraron al índice de transporte del Dow Jones, que con frecuencia es considerado un barómetro de la salud del mercado y de la economía en general.                

Por su parte, las acciones de Intel cayeron un 4%, porque el mayor fabricante mundial de microprocesadores reportó el miércoles ingresos menores a los esperados en el segundo  trimestre.                

En contraste, las acciones de su rival Qualcomm subieron un 7,4% luego de que sus resultados y proyecciones de ganancias superaron las estimaciones.                 

Las acciones de Starbucks cayeron un 4,9% luego de que la cadena de  cafeterías reportó sus resultados.

Sin embargo, hay que considerar que el reciente repunte ha dado al S&P un avance de más de un  6% en el año, marcando máximos históricos luego de no haberlo logrado durante más de un año.                

En opinión de Stephen Massocca, presidente de inversiones de Wedbush Equity Management, “el mercado tuvo un enorme movimiento en línea recta y es natural ver algún retroceso”.

Por otro lado, el vicepresidente de una subsidiaria de la firma financiera Blackstone, Byron Wien, una figura muy respetada entre los analistas, pronosticó que en el segundo semestre habrá un retroceso en los valores bursátiles.

Creo que el mercado está totalmente sobrevalorado y podría haber un retroceso respecto a los actuales niveles”, agregó Wien en declaraciones a la cadena financiera CNBC.

En la misma línea, el responsable de estrategia de mercado de Prudential Financial, Quincy Krosby, señalaba que “el mercado necesita digerir las ganancias” y para ello necesita tomar aire.

“Creo que el mercado está a la espera además del próximo mensaje de la Fed”, alertaba.    

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 44,55 dólares el barril, el oro subía hasta los 1.332,30 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a diez años bajaban al 1,5543% y el dólar avanzaba ante el euro, que se cambiaba a 1,1021 dólares.             

¿Qué pasó en Europa?

Las principales bolsas europeas cerraron con leves movimientos en sus valores y una pequeña tendencia al alza.

En Francia, el CAC subió apenas un 0,05%. En Alemania el DAX subió un 0,14%. En España, el IBEX reportó una pequeña suba de 0,09% y, en Italia, el FMIB una de 0,25%.

Por su parte, en el Reino Unido, el FTSE bajó 0,43%.