Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macro va por el Deutsche y además le disputa el Citi al BBVA Francés

El Deutsche se vendería en u$s 45 millones, ya que pagarán un dividendo de u$s 50 millones antes de concretar el deal. El Citi se haría en u$s 250 millones

Macro va por el Deutsche y además le disputa el Citi al BBVA Francés

Atrittion. Esta es la palabra que más se escucha de boca de los banqueros interesados en quedarse con el negocio minorista del Citi. Se refieren a la migración de clientes que pueden tener una vez adquirida la entidad, ya que desde ahora varios bancos están atacando con promociones agresivas a sus clientes para poder captarlos.

En cuanto a los de renta alta, el más compatible es el BBVA, ya que todos los tarjetahabientes del Citi también tienen un plástico del Francés, por lo que el "atrittion" en este caso sería prácticamente nulo.

El problema para los españoles es el "overlapping": la superposición de sucursales es muy fuerte. De los 2.700 empleados, sobrarían 1.000, que por la presión de La Bancaria y del BCRA, no podrían tocarse. "Por la rotación que hay en el sector, en tres o cuatro años te los deglutís", se sinceran en la industria.

"Son gastos muy importantes de estructura, no vamos a digerir un animal tan ineficiente. Eso te castiga mucho el precio", confiesa el número uno de un banco que, por esta razón, se bajó de la competencia, que por estos días ya estará definiendo a los finalistas.

En este sentido, el Macro corre con ventaja, ya que no sufre el "overlapping" por no tener presencia tan fuerte en Capital. Incluso, para las áreas centrales, tampoco despediría gente, porque tiene mucho en el interior. El miedo se centraba en torno a lo que pudiera ofertar el ICBC, que finalmente se bajó. Todavía recuerdan cuando quisieron comprar el Standard y los chinos ofrecieron 50% más del valor de mercado.

El presidente del HSBC, Gabriel Martino, estuvo tratando de convencer a los headquarters en Londres de ofertar, pero el CEO global, Stuart Gulliver, no habría dado el visto bueno. El Santander, por su parte, sigue en carrera sólo por el hecho de mirar de reojo lo que hace su competidor español, y sólo podría comprar para que el BBVA no se lo quede.

Quienes tuvieron acceso al balance, vieron que el Citi vende un patrimonio de u$s 100 millones. A eso se le debe agregar los 750.000 clientes premium, a quienes muchos bancos ya están contactando ofreciéndoles todo tipo de promociones. Si se tiene como parámetro que por el Banco Privado el Macro pagó u$s 200 por cliente, en este caso la cifra debiera ser un 50% más, por lo que valdría u$s 225 millones, pero se sabe que no todos se quedarán con el nuevo dueño. A los clientes corporativos (empresas), por lo pronto, se los quedará el Citi.

Por lo tanto, la ecuación que hacen los oferentes es que deben conservar al menos un 70%, y que se les puede ir un 30% de clientes. O sea, si a los u$s 225 millones le resta ese 30% da u$s 157 millones. Si a eso se le suman los u$s 100 millones de patrimonio, se llega a un total de u$s 257 millones, que es lo que pueden terminar pagando.

Macro, por el Deutsche

El Deutsche, en tanto, se vendería en u$s 45 millones, ya que pagarán un dividendo de u$s 50 millones antes de concretar el deal. Macro (a quien en la City ven como el gran favorito), Puente, Comafi y BST estarían en la final, mientras otros ya quedaron en el camino, como SBS y CMF. Deutsche vende el negocio de custodia, de comercio exterior y de trading. El gigante alemán no se irá del todo, ya que se quedará con el negocio de emisión de deuda de Gobierno, de provincias y de grandes empresas; también con bonos, emisión de acciones, etc.