Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macro contrató a Goldman Sachs para tratar de comprar el Banco Patagonia

Stuart Milne podría quedarse como socio minoritario de Brito. Lo que en principio parecía ser una salida a la Bolsa de Nueva York, ahora se encamina a una oferta de adquisición

Macro contrató a Goldman Sachs para tratar de comprar el Banco Patagonia

Banco Patagonia está preparando una salida a la Bolsa en el NYSE (New York Stock Exchange): lo que en principio parecía ser un IPO (oferta pública inicial) ahora se encamina hacia una OPA (oferta pública de adquisición de acciones). Consultados por este diario, en el Patagonia declinaron de hacer comentarios.

En el mercado ven como favorito al Macro, que contrató a Goldman Sachs para que los asesore en el armado de la adquisición. A mediados de marzo deberán presentar la non binding (oferta no vinculante). Al BBVA también le interesa, pero en la City lo ponen en segundo lugar, mientras en tercer plano ubican al Galicia.

Luego de arduas conversaciones entre los dos Jorges (Brito y Stuart Milne), se estaría decidiendo una recompra de las acciones en poder de Banco Do Brasil. Brito compraría lo necesario para ser accionista mayoritario y Stuart Milne no vendería su parte, a menos que la OPA sea exitosa; porque lo primordial es comprar la cantidad necesaria de Banco do Brasil y el resto que sea oferta pública.

"Esto encaminaría a la tan mencionada fusión", revela, en estricto off de record, uno de los conocedores de los pormenores del deal.

Stuart Milne es el padrino del hijo de Brito y viceversa: gran relación hay no sólo entre ellos, sino también entre sus hijos, que son amigos íntimos, por lo que el negocio permanecería en familia, incluso entre los herederos.
De todos modos, el proceso de venta recién comienza y nadie sabe a ciencia cierta qué decisión van a tomar. El mandato de venta lo tiene JPMorgan (una de sus funciones es ponerle precio) y apuestan a que el proceso sea largo. Si bien hay quienes pueden pensar que el Do Brasil es un banco un tanto burocrático por ser estatal, el hecho de cotizar en Bolsa le da otro nivel de dinamismo, más parecido a un banco privado.

En el ambiente financiero entienden que va a ser un proceso largo, pero la decisión de Do Brasil de desprenderse parece certera. Patagonia está "vistiendo a la novia", típico en un proceso de M&A donde el sell-side es el interesado.

El contexto cambió en el sector, permanecer en el negocio requiere mayor volumen, crecer orgánicamente es una opción imposible para Patagonia, y difícil para Macro.

Esto sucede en un marco donde la rentabilidad de los bancos cae por el alza de costo de fondeo en relación a los ingresos. Como consecuencia de la baja de tasa, los márgenes se achican y el negocio requiere volumen para permanecer. En rigor, en muchos de los países de inflación de un dígito no hay más de cinco bancos que compiten en el sistema bancario privado.

Cláusula Stuart

La posibilidad de venta comenzó con la cláusula de Stuart Milne para irse, pero se pospuso tanto la salida a Bolsa como la venta por las negociaciones que se están llevando a cabo. Es una negociación confidencial: puede que Stuart Milne se desprenda de todo en oferta pública, o lo posponga. Que Banco do Brasil quiere salirse es un hecho, la situación cambió. Permanecer en el negocio requiere inversiones que Banco do Brasil no está dispuesto a realizar y ésta es una oportunidad de salida.

El Macro, que en su momento buscó quedarse con la banca minorista del Citi, prefirió no hacer comentarios a El Cronista sobre la posible transaccion.

Por otro lado, los rumores señalan que Santander habría quedado afuera porque no habría obtenido el guiño del BCRA: "De no haber sido así, hoy Patagonia sería del Santander", apuestan algunos brokers, mientras otros dicen que Santander todavía no se da por vencido. "Macro es el único que tiene hoy todo el cash para comprarlo. El Patagonia vale u$s 1200 millones", advierte el número uno de un banco de capital nacional, que repasa: Macro tiene u$s 265 millones en efectivo y otros u$s 1000 millones en disponibles. Al año generan al menos u$s 320 millones, por lo que en cuatro años devuelven lo que invierta con préstamos sindicados con bancos del exterior.

Lo que más le podría aportar Patagonia a Macro es en el mercado de documentos a sola firma, donde tiene el 20%. Si se ve el ranking por depósitos, con la compra Macro pasaría al primer lugar entre los privados, con $ 134.568,5 millones, por encima del Santander, que tiene $ 127.027 millones, sin contar los $ 34.810,9 millones del Citi, del que acaba de comprar la cartera minorista, por lo que habría que sumarle ese monto. Por lo tanto, Macro más Patagonia quedarían en el segundo puesto del escalafón, superando al Galicia, que tiene $ 116.747,3 millones y al Francés, que ostenta $ 91.925,6 millones.