Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macchi: "El volumen es el doble desde 2012 pero las cuentas son las mismas"

El presidente de Macchi Valores apunta al crecimiento en los negocios con acciones pero insiste en que debería plantearse como meta "cuadruplicar o quintuplicar la cantidad de cuentas comitentes". 

Macchi:

Histórico participante de la escena bursátil local, Julio Macchi tiene más de 54 años de operatoria en los mercados de capitales. Presidente de su propia casa de bolsa, Macchi Valores, fue también presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, del Banco de Valores S.A y del Banco de la Ciudad de Buenos Aires. A su vez fue miembro del Directorio del Banco Hipotecario y participó de la fundación y organización de la Caja de Valores S.A. A lo largo de su carrera profesional ha visto grandes mercados alcistas y grandes colapsos.

–Si los mercados son un anticipo de lo que va a venir en el futuro, ¿qué crees que está anticipando el bull-market argentino desde 2013 a la fecha?

–Lo que el mercado viene anticipando es un poco lo que está expresado en la idea de Cambiemos. Hay un cambio. Argentina iba en una dirección y en los últimos años se ha venido reclamando un cambio compatible con el desarrollo y bienestar de la población. No tengo ninguna inclinación política pero abrazo a los ideales de Cambiemos y a la expresión de que "sí se puede". El "sí se puede" me acompañó toda la vida y creo que vale la pena acompañar sobre todo si crees que los cambios van a ser buenos para toda la sociedad.

–¿El Merval anticipa un cambio cultural a nivel social y financiero en la Argentina? Subimos un escalón social...

–Sin dudas. El cambio en muchos aspectos es cultural y eso es más trabajoso que el resto de los cambios. Podés cambiar el plano económico y político pero el cambio cultural va a costar mucho más que cualquier otra cosa. El criterio de que el Estado puede mantenernos a todos debe y va cambiar aunque no va a ser de un día para el otro. En términos bursátiles, la Argentina quedó rezagada de los países de la región. La realidad es que en los últimos 70 años fuimos gobernados por el peronismo y evidentemente nos fue llevando por caminos equivocados. Por eso el cambio es positivo y los mercados han venido festejando.

–Argentina podría entrar a emergentes en junio de este año. ¿Es una buena noticia para el mercado?

–Por supuesto. Es un paso trascendental que está alineado con el cambio. Volver a ser emergentes y el potencial ingreso a OCED son ambos pasos muy importantes. En el mundo hay fondos que invierten en países que están dentro de esas categorías y todo eso también tiene que ver con el cambio cultural. Sin dudas que es algo positivo para nuestro país y suma muchísimo para lograr un mayor crecimiento. Por parte de los empresarios creo que deben saber que el dinero no sólo está en el exterior sino que los capitales están en la plaza local. Tenemos que lograr que la plata venga a nuestro mercado y no tener que ir nosotros al exterior. El monto de renovación de Lebac mensual es muy elevado. Para eso debemos generar que las reglas sean claras para todos. El hecho de que aún no esté del todo desarrollada la oferta de activos financieros da a entender que el potencial del mercado argentino es muy importante y el límite es la imaginación. Los gobernantes y los participantes del mercado debemos entender los lados virtuosos del mercado para contribuir con un mayor crecimiento de la bolsa, que luego se volcará a la economía real. Siempre los ciclos se dan de esa manera.

–¿Qué puede pasar con los activos?

–La demanda de activos argentinos va a estar. Lo que hay que potenciar es la oferta. Por un lado debe haber mayor cantidad de activos para que los inversores puedan posicionarse. Hoy en día hay muchos rubros que no están en el mercado como los laboratorios, fábricas de autos, farmacias, etc. y esa falta de oferta de activos atenta contra la diversificación en las carteras. Además, si tuviese en mi cartera acciones de una determinada empresa que vende productos lácteos, seguramente cuando vaya al supermercado compre esa marca y no otra. ¡Es ahí dónde empieza el cambio cultural y se empieza a dar un cambio en la relación entre la sociedad y el mercado! Por otro lado, creo que hay que trabajar más para que se crezca en las cuentas comitentes. El sistema bursátil argentino tiene que plantearse como meta cuadruplicar o quintuplicar las cantidades de cuentas comitentes, sobre todo para personas físicas.

–El boom de las Lebac generó que más gente se acerque al mercado. ¿Cómo lo percibieron?

–Se acercaron más clientes gracias a las Lebac. El cliente de Lebac es un cliente especial porque son poco sofisticados. Se autodefinen como que no entienden nada del mercado y sólo quieren saber sobre la Lebac en particular y no del mercado en general. Desde este lugar cuesta ofrecer otro tipo de activos ya que falta cultura y se termina enseñando más de mercado y menos de inversión. Falta más cultura bursátil. Luego de la Lebac hemos comenzado a ofrecer bonos que han rendido muy bien y el último paso es ofrecer la compra de acciones. En ese sentido creemos que la oferta en los títulos públicos con ticket mínimo debe ser modificada para que más cantidad de inversores pueda invertir en una diversidad mayor de activos.

–¿Hizo piso el PBI argentino?

–Los análisis que recibimos es que en abril hay una recuperación importante que puede hacer crecer a la economía. Estuvimos recomendando acciones del sector de construcción. Hay acciones que están directamente relacionadas como Juan Minetti, Caputo y otras de forma indirecta y ligadas al sector como Ferrum, Longvie, Domecq, incluso Aluar y Siderar. Hoy en día el sector energético pasa a estar en segundo plano. En el sector petrolero nos gusta sobre todo YPF. Las acciones de YPF suben porque tiene fundamentos. Con el desarrollo y renovación de Vaca Muerta con un convenio laboral modernizado, siendo la gran empresa petrolera nacional, está justificado que haya subido en la forma en que subió. No veo que esté metida toda la población en el mercado ni que todos estén hablando de la bolsa y de las acciones. Insisto en que si bien el volumen en acciones se duplicó desde 2012, las cuentas siguen siendo las mismas o aumentaron levemente.

–¿Cómo ves el funcionamiento de las instituciones bursátiles?

–A lo largo de mi trayectoria siempre insistí mucho en que las instituciones hagan docencia en materia de mercados financieros. En cuanto a las instituciones, creo que la incorporación de BYMA es algo muy bueno también Creo que Caja de Valores es una de las empresas más eficientes que hay en la Argentina, ya que ha reducido sus aranceles y sin embargo, sigue mostrando resultados positivos. Ha implementado un sistema de seguridad para los comitentes conocido como "Sistema PUC" (punto único de contacto), que contribuye al crecimiento del sector y es un avance extraordinario. Caja de Valores convalida el mail del comitente y automáticamente se genera el vínculo entre la Caja y el inversor. El sistema es como si fuera un home-banking y le comienza a llegar al inversor toda la información inmediata sobre los movimientos en su cuenta de modo electrónico. Este desarrollo le da una seguridad importantísima.