Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los nuevos billetes de $ 500 comenzarán a circular a partir de hoy

El papel moneda será distribuido a través de la red de sucursales bancarias y cajeros automáticos de todo el país. El billete contribuirá a una mejora en el funcionamiento de las actividades económicas y agilizará múltiples operaciones cotidianas

Los nuevos billetes de $ 500 comenzarán a circular a partir de hoy

Por primera vez en 25 años, comenzará a circular en todo el país un billete de mayor denominación que el de $ 100. El Banco Central (BCRA) confirmó que hoy comenzará a distribuir en forma progresiva el billete de $ 500, con la imagen del yaguareté – el primero de la nueva familia de billetes que se caracteriza por tener imágenes de la fauna autóctona del páis.

El nuevo billete fue anunciado en enero, pero se presentó formalmente ayer en un acto en el Museo del BCRA, que contó con la presencia de el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, representantes de ONG’s vinculadas al cuidado ambiental y expertos en numismática, entre otros.

El presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, resaltó las ideas centrales por las cuales se redefinió la familia de billetes: Celebrar la vida y no la muerte; enfatizar el futuro más que el pasado; Pasar de la solemnidad a la alegría; reivindicar el federalismo; somos más que sólo hombres y mujeres; encontrarnos todos los argentinos.

El papel moneda, que es 100% de algodón con una leve tonalidad verdosa y conserva el tamaño de la Línea Peso, será distribuido a través de la red de sucursales bancarias y cajeros automáticos de todo el país. Al igual que el resto de la nueva familia de billetes, coexistirá con la que actualmente se encuentra en circulación.

Más allá de su trama colorida, el nuevo billete contribuirá a una mejora en el funcionamiento de las actividades económicas y agilizará múltiples operaciones cotidianas, teniendo en cuenta que el billete de $100 perdió gran parte de su valor tras varios años de inflación.

A su vez, su circulación facilitará el abastecimiento de los cajeros automáticos, además de la reducción de los costos – de 5 a 1 – y los tiempos de distribución en el traslado de efectivo. Un alivio para los bancos, que hace tiempo habían reclamado esta medida.

En una iniciativa sin precedentes, tres de las cuatro cámaras bancarias y el sindicato del sector, La Bancaria, le habían pedido formalmente al ex-titular del BCRA, Alejandro Vanoli, que emita un billete mayor al de $ 100. A través de una carta conjunta, aseguraban en abril de 2015 que la gran cantidad de papel moneda circulante estaba ocasionando severos problemas logísticos y de seguridad.

"Las mejoras en el funcionamiento de las actividades económicas cotidianas que generará el nuevo billete de $ 500 se complementan, a su vez, con el desarrollo de los medios electrónicos de pago, uno de los objetivos centrales del BCRA", dijo la entidad monetaria.

La elección del yaguareté como figura representativa se debe a que es considerado Monumento Natural Nacional, ya que se encuentra en peligro crítico de extinción. De acuerdo a la entidad monetaria, se estima que pueden encontrarse solo 250 ejemplares en nuestro país, principalmente en el noreste, en la selva misionera, además de algunos sectores del Chaco, Santiago del Estero y Formosa, aunque también pueden hallarse en las yungas de Salta y Jujuy.

En el anverso del billete, diseñado con formato vertical, puede verse el retrato del yaguareté. Su reverso, diseñado con formato horizontal, recrea una imagen de la selva, su hábitat natural. En el ángulo inferior izquierdo, una representación más simple del yaguareté aparece en forma de guiño a la niñez, en la búsqueda de la concientización de las nuevas generaciones.

Con el verde como color predominante, el billete cuenta además con estrictas medidas de seguridad, como la marca de agua que reproduce al yaguareté y al número 500, fibras fluorescentes a la luz ultravioleta y un hilo de seguridad que cambia del color verde al azul.