Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los inversores refuerzan la apuesta por los activos de refugio

Los inversores refuerzan la apuesta por los activos de refugio

La preocupación del mercado por el impacto que tendrá el Brexit en la economía global continúa impulsando a los inversores a deshacerse de sus acciones en Europa y Wall Street en busca de activos más seguros.
La decisión británica de abandonar la Unión Europea hizo caer los mercados internacionales por segundo día consecutivo, pero mantuvo al oro en terreno positivo, al igual que los bonos del tesoro norteamericano y alemán.

El metal se mantuvo ayer cerca del máximo en más de dos años que alcanzó el viernes, tras haber escalado un 4,8%. Si bien el metal al contado llegó a marcar una suba de 1,5 % terminó la jornada en 0,46% arriba, a u$s 1324,6.

La salida de Reino Unido del bloque europeo probablemente signifique que la Reserva Federal de Estados Unidos se abstendrá, al menos por ahora, de subir las tasas de interés este año.

De hecho, Goldman Sachs elevó sus pronósticos para el precio del oro tras argumentar que el Brexit sugiere un impacto más sostenible en la trayectoria de las tasas de interés en Estados Unidos.

Con los rendimientos de bonos alemanes, británicos y japoneses a largo plazo en mínimos récord o en territorio negativo, los inversores fueron tentados por los retornos más altos de los bonos estadounidenses.

Es que el repunte del dólar que impulsó el Brexit les sumó atractivo a estos títulos. Los bonos a 10 años subieron 1-4/32 en precio, con un rendimiento de 1,45%, es decir, unos 12 puntos básicos por debajo del cierre del viernes. El retorno registró su mayor caída de dos días desde noviembre del 2011, según datos de la agencia Reuters.

Por su parte, la deuda norteamericana a 30 años escaló 3-9/32 en precio, para rendir 2,276%. El retorno está a unos 5 puntos básicos del mínimo histórico que tocó en enero del año pasado.

En Europa, la búsqueda de refugio también mantuvo el apetito por la renta fija alemana, pese a sus rendimientos negativos. El interés por el bono alemán a 10 años se afianzó ayer tras marcar mínimos históricos en torno a -0,11%.

Los inversores también aprovecharon para invertir en oportunidades puntuales en el mercado de divisas, como la compra del yen, que se impuso a todas sus competidoras y se revalorizó un 0,37 % ante el dólar, un 1,10 % ante el euro y casi un 4 % ante la libra.