Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los granos cerraron en alza tras estimaciones de una reducción de stock en EE.UU.

La soja ganó 0,86% apalancada por compras técnicas y pronósticos oficiales de menores inventarios. El impulso lo dio también la suba de la harina y expectativas de una menor cosecha en Argentina.

Los granos cerraron en alza tras estimaciones de una reducción de stock en EE.UU.

Los futuros de la soja cerraron con avances en el mercado de Chicago, cerca de máximos de ocho meses, prolongando las subas de la sesión previa por compras técnicas y pronósticos oficiales de menores inventarios finales en Estados Unidos que los proyectados por analistas.   

La oleaginosa ganó 0,86% y se ubicó en las U$D 344,01 por tonelada, debido a informes sobre mayores exportaciones por parte de los Estados Unidos que reducirían el stock final, sumado a la suba de la harina, y los problemas que generaron en la cosecha sudamericana las lluvias caídas en los últimos días.

Además, una menor cosecha en Argentina y la potencial pérdidas de terrenos productivos dieron sostén adicional.

Por su parte, el maíz tuvo un rebote de 1,68% y trepó a los U$D 142,81 la tonelada, gracias a la suba de más del 4% del petróleo y las ventas de los fondos especulativos, sumado a las expectativas de mal clima en las planicies productoras estadounidenses.

En cuanto al trigo, éste tuvo una buena jornada y subió un 1,17% a U$D 166,27 la tonelada.

Una de las noticias que más impactó la jornada, fue la proyección de la USDA, que estimó la cosecha argentina de soja en 59 millones de toneladas.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) aumentó un 0,9% en abril la producción argentina de soja con respecto al mes pasado, y la ubicó en los 59 millones de toneladas, un 3,9% menor a la campaña 2014/15, según su informe mensual de Producción Agrícola Mundial.

El incremento en las estimaciones se produjo por una mejora en los rindes promedio, que arrojó 2,99 toneladas por hectárea, un 2% por encima de marzo, aunque con respecto al ciclo anterior significa una merma del 5,7%. Las zonas con mejores rendimientos correspondieron a las provincias de Buenos Aires, La Pampa y el norte del territorio nacional.

La superficie proyectada de área sembrada apta para la trilla se redujo un 1,5% respecto al mes anterior, y descendió hasta las 19,7 millones de hectáreas, producto de las abundantes lluvias en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, que al mismo tiempo, retrasó el proceso de cosecha, que contaba con un avance del 25%.