U$D

JUEVES 18/04/2019

Los cupones PBI llegaron a valer casi u$s 20 y hoy cotizan debajo de u$s 5

Los cupones PBI llegaron a valer casi u$s 20 y hoy cotizan debajo de u$s 5

Los cupones atados al PBI podrían traerle un nuevo dolor de cabeza al gobierno de Mauricio Macri, que creía saldadas las cuentas del default. Ayer se conoció una nueva demanda contra Argentina en los tribunales de Nueva York porque el fondo Aurelius considera que un mal cálculo sobre el PBI de 2013 lo privó de cobrar su cupón (ver pág. 5). Si bien la demanda generó una tibia suba de los títulos, a u$s 4,54, están muy lejos de su máximo de u$s 18,97, registrado el 29 de julio de 2011.

En principio, la demanda afecta solamente a la versión en dólares del cupón PBI ley Nueva York, que ayer mostró un alza del 1% en su cotización, al cerrar en torno a los u$s 4,54 tras la noticia de la demanda. Se trató de su mayor valor desde septiembre del año pasado, cuando llegó a u$s 5,90. Sin embargo, estos valores están muy lejos de los máximos, que arañaron los u$s 19 en 2011.

Por el contrario, los cupones PBI en pesos, euros y dólares ley Argentina no mostraron ayer mayores cambios. La falta de movimientos, en parte, se debe al escaso volumen de negociación de estos títulos. Fueron varios los factores que impulsaron la caída en el atractivo de estos bonos: desde la intervención del Indec, hasta el cambio en la fórmula para calcular el crecimiento realizado en 2016 y la fuerte recesión del año pasado que privará de pago a los inversores. Por todos esos motivos, los inversores decidieron evitar posicionarse en ellos.

Una de los principales bondades que tiene la deuda atada al crecimiento es postergar el pago hasta que se efectúe la recuperación económica a la vez que se realizan políticas anticíclicas. "La emisión de los cupones del PBI tuvo origen en el marco del canje de deuda de 2005 que permitió a Argentina regularizar su situación financiera luego del default por u$s 82.000 millones en diciembre de 2001", resumió Nery Persichini, gerente de inversiones de GMA Capital. Y agregó que en ese entonces los antiguos bonos impagos fueron cambiados por series de títulos Discount, Par y Cuasipar con vencimientos diferidos y posteriores a 2030, a los que se añadieron u$s 62.000 millones en cupones PBI a 2035.

Persichini recordó que los cupones atados al PBI revestían el carácter de deuda contingente y prometían pagar en caso de que se cumplieran simultáneamente 3 condiciones: 1) para cada año, el crecimiento del PBI real efectivo debe exceder la tasa de crecimiento del escenario base (por ejemplo, en 2018 había que crecer más de 3% para que se desbloqueara el pago); 2) el valor del PBI real efectivo debe exceder el valor del PBI del escenario base; y 3) los pagos acumulados por los cupones del PBI no deben superar los 48 centavos (pesos, dólares y euros, según la moneda del instrumento).

De cumplirse con los tres supuestos, el pago se desbloquea y es efectuado el 15 de diciembre del año siguiente. "El monto para abonar por el Tesoro argentino se calcula como el 5% del exceso de PBI, definido como la diferencia entre el PBI real efectivo de un año con el PBI real del escenario base, convertido a pesos y, posteriormente a dólares y euros", explicó Persichini.