Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los ahorristas minoristas tendrán prioridad para suscribir Letes

Hoy se colocan letras en dólares. Se pueden comprar con pesos a un tipo de cambio barato, pero pagan en divisas. Los que ofrezcan menos de u$s 50.000 tendrán prioridad

Los ahorristas minoristas tendrán prioridad para suscribir Letes

Las Letes en dólares que se terminan de colocar hoy van a ser más accesibles para los ahorristas minoristas, para quienes estaban apuntados originalmente estos papeles con los que el Gobierno financia sus pagos cotidianos de intereses. Dado que en las últimas colocaciones las ofertas superaron varias veces el monto a emitir, los ahorristas llegaron a invertir menos de u$s 1 de cada u$s 5 a los que aspiraban. Ahora, las órdenes de menos de u$s 50.000 serán las primeras en ser adjudicadas 100% mientras que lo que sobre será distribuido entre los inversores mayoristas.

Las letras del Tesoro en dólares (Letes) lograron captar la atención de ahorristas minoristas poco afectos a los activos financieros. Pagan tasas en dólares mucho más altas que las que ofrece un banco, en torno a 3% en comparación con el 0,3% que pagan los plazos fijos en moneda extranjera, y se emiten plazos más cortos que los bonos soberanos. Así, lograron hacer que muchos perdieran el miedo al mercado de capitales.

Pero el rendimiento tan alto en un plazo tan corto causó, también, que las ofertas superaron varias veces el monto a colocar y las letras tuvieron que repartirse entre los oferentes.

En la última colocación, el 26 de abril pasado, el Tesoro buscaba u$s 800 millones pero recibió propuestas por u$s 4497 millones. Por eso, quienes optaron por la letra a 182 días lograron colocar apenas u$s 15,68 por cada u$s 100 que ofrecieron para invertir.

Para la licitación de hoy, el Ministerio de Finanzas modificó las condiciones de colocación de manera tal que los inversores minoristas resulten favorecidos.

Ahora las órdenes por menos de u$s 50.000 serán adjudicadas en un 100%, salvo que superen entre todas el monto máximo a colocar. Como los minoristas suelen explicar sólo una parte del total, en el ministerio esperan que los ahorristas más pequeños logren colocar cada centavo que ofrezcan y que el monto restante se reparta entre el resto de los oferentes.

Las letras que empezaron a licitarse ayer y que se pueden suscribir hasta hoy a las 15 a través de los home banking de bancos o en sociedades de Bolsa son dos. La primera es a 182 días, paga una tasa del 2,85% y busca recaudar u$s 600 millones. La segunda es a 455 días, con una tasa del 3,35% y aspira a conseguir u$s 400 millones.

Uno de los atractivos para los ahorristas minoristas es que es un instrumento en dólares que se puede suscribir en moneda extranjera o con pesos a un tipo de cambio mayorista. Es decir que mientras el dólar minorista se vendía a $ 15,86, al ofrecer pesos por las letes se toma el dólar "Comunicación A 3500" de ayer, fijado en $ 15,54, 28 centavos más barato.

Con la modificación del método de emisión, la Lete pasa a ser una alternativa de consideración también para los ahorristas que tienen dólares ociosos, ya que en según datos del Banco Central la tasa de plazo fijo en dólares a 30 días promedió 0,3% el mes pasado para depósitos de menos de u$s 100.000.

Entre esos ahorristas se cuentan los que entraron al blanqueo con dinero en efectivo hasta octubre del año pasado. Los depósitos de ese dinero se hicieron hasta el 21 de noviembre, gracias a una extensión concedida en su momento. Como el blanqueo obligaba a inmovilizar el dinero durante seis meses, de a poco ese dinero se va liberando hasta que el 22 de mayo todos los que blanquearon puedan disponer de sus ahorros.