Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las tasas en pesos desplazaron al Merval, que en mayo cayó 7,6%

Si bien no ofrecieron la rentabilidad más alta, las Lebac volvieron a concentrar el interés del mercado. A partir de ahora, analistas recomiendan optar por una mayor selectividad

En un mes en el que prevaleció la oferta de divisas y una continua caída en el tipo de cambio, los inversores decidieron mantener sus apuestas por las letras del Banco Central (BCRA) en mayo. Los instrumentos demostraron ser una vez más los activos sin riesgo más atractivos del mercado, que con tasas de interés en 37,5% anual en el tramo más corto, dieron un retorno de 3,6% mensual.

“Si bien algunos bonos tendrían que haber rendido más, la apuesta más fuerte del mercado fue a las Lebac, que tuvieron rendimientos muy altos en pesos llegando a su fin”, dijo Sabrina Corujo, jefa de research de Portfolio Personal.

La consecuencia directa de esta apuesta, sostienen en el mercado, fue una importante caída del Merval, que experimentó un retroceso de 7,60%. De la mano de Petrobras Brasil –tuvo el recorrido más negativo del mes dentro del índice–, que perdió un 26,20%, todas las acciones terminaron en baja, excepto por Pampa Energía, que tuvo una suba de 11,5%, Mirgor (10,4%) y Banco Patagonia (4,8%).

El poder de arrastre de Petrobras fue tan importante que, pese a que el petróleo tuvo una suba de 6,97% en mayo, los papeles de YPF terminaron en un terreno casi neutral –la suba fue de 0,8% en todo el mes–, mientras que Tenaris perdió un 4%.

“Las letras fueron muy rentables, dieron ganancias mayores al 3%, mientras que medidas en dólares dieron más. Al ser un activo sin riesgo de tan alto retorno, con un escenario de dólar quieto, para que los inversores asumieran más riesgo el upside potencial en otros instrumentos a invertir tenía que ser muy alto”, dijo Juan José Vázquez, de Cohen Sociedad de Bolsa.

En el mercado de renta fija, se destacaron los títulos públicos ligados a la inflación minorista y a la tasa Badlar: el Discount en pesos y el PR13 ganaron 8,40%, mientras que el Bogar 2018 avanzó 7,70%. Con respecto a los bonos en dólares, se destacaron el Discount ley argentina, que anotó una suba de 2,4% y el Bonar 2020, que avanzó 2,1%. Por el contrario, el Par en dólares ley Nueva York se hundió 4,7% y el Bonar 2024, un 3,3%.

“A partir del mes que viene puede ser que afloje la demanda de las Lebac y que los inversores comiencen a volcarse a títulos públicos y sobre todo en acciones. No un porcentaje grande porque son otros mercados. Pero con que al menos un 1% de los inversores volcados a Lebac se traslade a la bolsa, ya generaría un movimiento importante”, dijo Juan Manuel Palacio, de Bull Market Brokers.

Para Corujo, de ahora en más, los inversores tendrán que ser más selectivos con sus decisiones, sin dejar de invertir en pesos. Una buena estrategia es dejar parte invertido en Lebac e ir a los títulos regidos por la tasa Badlar en la parte más larga. Incluso recomienda empezar a dolarizar carteras, también apuntando a los bonos largos.

“En este nivel de dólar igual la curva de dólares a largo plazo es interesante, por la reducción de spreads que tendrán los títulos soberanos contra los pares de la región”, agregó Corujo.

Sin embargo, para Vázquez, si se tienen en cuenta los factores estacionales –ingreso de dólares por la cuenta cuenta corriente y de capital– con tasas interesantes bajando en pesos y el BCRA poniendo techo al dólar para que no quiebre, todavía no es momento pasarse a inversiones en moneda extranjera, salvo casos puntuales.