Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Las tasas de los plazos fijos bajan, pero a menor ritmo que las Lebac

El BCRA comenzó una lenta pero sostenida reducción de tasas de sus letras. Los bancos aún ofrecen un promedio de 26,6% para depósitos de entre 30 y 45 días

Las tasas de los plazos fijos bajan, pero a menor ritmo que las Lebac

Las tasas de interés que ofrecen los plazos fijos bancarios aún no sienten la fuerte baja que el Banco Central les está realizando a las tasas de Lebac. Según datos de la propia autoridad monetaria, el rendimiento de los plazos fijos de entre 30 y 44 días cayó en 2,1 puntos –en promedio a 26,6%– en los últimos treinta días, a un ritmo menor que el de las letras del Central a 35 días, que se contrajo en casi 4 puntos en el mismo período de tiempo.

Los plazos fijos suelen ser el instrumento preferido por los ahorristas más conservadores, pero en los últimos meses han quedado eclipsados tras las altas ganancias que ofrecen las Lebac. Incluso ahora, cuando el BCRA ha comenzado a desandar paulatinamente el camino de tasas altas, las letras mantienen su atractivo en el corto plazo, al ofrecer un rendimiento del 31,5%, tras la última licitación de la entidad.

"Los plazos fijos van a bajar, pero lo hacen a un ritmo más lento que lo que licita el Banco Central", explicó Gabriel Caamaño Gómez, de la consultora Ledesma. "Cuando las Lebac estuvieron en récord, las tasas de los plazos fijos tampoco habían subido tanto. Si bien las letras del Central son la variable de referencia, no producen un efecto inmediato en este tipo de instrumentos".

Además de la evolución de las letras del Central, los analistas les recomiendan a los tenedores de plazos fijos observar la evolución de la tasa Badlar, que mide lo que los bancos de Capital Federal y Gran Buenos Aires pagan a los ahorristas por depósitos de 30 a 35 días y de más de un millón de pesos o dólares.

"Ayer la Badlar cerró en torno a los 29,5% y desde hace algunas semanas está clavada alrededor del 30%, lo que demuestra que tiene cierta independencia con respecto a las tasas del BCRA. No subió tanto cuando el Central apuró la suba de tasas y ahora no está bajando tan rápido tampoco", detalló Guillermo Barbero, de First Corporate Finance Advisors.

Por citar algunos ejemplos, por estos días el Banco Hipotecario ofrece un rendimiento de 27,5% para depósitos a un plazo de entre 30-90 días. El Santander Río, por su parte, paga a los ahorristas que operen por homebanking un interés de 26, 75% un plazo fijo a 30 días. Esta tasa sube al 27% para depósitos a 60 días y a 27,5% para los que llegan a 90 días.

El Banco Nación es otra entidad que brinda un interés mayor a los clientes electrónicos: una tasa del 27,1% a 30 días, contra el 24% que ofrece a las operaciones por ventanilla para el mismo plazo. Si el ahorrista extiende el plazo a 60 días puede ganar un 27,75% sobre su capital invertido; y un 27,3% si lo lleva a 90 días.

Por estos rendimientos menores, muchos ahorristas buscan ahora otro tipo de instrumentos. Y, pese a las bajas, las Lebac continúan siendo las estrellas del mercado. "Las Lebac a 35 días ofrecen todavía ganancias que son muy difíciles de alcanzar con cualquier otro instrumento de inversión de todo el mundo", señaló Caamaño.

Barbero recomendó otras opciones que ofrecen rendimientos ligados a las tasas del Central. "En el mercado de capitales hay buenas alternativas, como son los cheques de pago diferidos o los fideicomisos financieros que todavía rinden cerca del 31% o 32%. También se puede tratar de llegar a una Lebac a través de un banco".