Martes  28 de Enero de 2020

Las reacciones de Wall Street a las epidemias: por qué esta vez puede ser diferente

Cuando China sufrió la epidemia del SARS, en 2003, su economía representaba el 18% del PBI mundial. Hoy, en cambio, el gigante asiático acapara el 35%. Qué riesgo representa el coronavirus para el principal mercado bursátil.

Las reacciones de Wall Street a las epidemias: por qué esta vez puede ser diferente

Históricamente, la evolución de las acciones en Wall Street no se ha visto afectada por la aparición de epidemias como la del SARS, el ébola o la gripe aviar. Si bien los inversores estadounidenses no deberían temer que el coronavirus pueda enfermar también al mercado bursátil estadounidense, lo cierto es que el hecho de que las acciones estén en máximos históricos y no haya habido ajustes importantes a lo largo del 2019, podría exponer a la renta variable global a un periodo de vulnerabilidad.

La importancia de China en la economía mundial también es un factor de riesgos que resaltan los analistas.

Muchos inversores y analistas recomiendan precaución en medio de la actual crisis de coronavirus, que ya se ha cobrado al menos 80 vidas y enfermado a más de 4000 personas. Por caso, la capacidad del virus para detener los viajes y dañar el consumo, particularmente en Beijing, son algunas de las formas en que un brote podría tener implicaciones económicas que podrían afectar también a la economía americana.

Pese a los temores sobre los impactos en las acciones, la reacción de Wall Street ante tales brotes y la rápida propagación de enfermedades suele ser de corta duración.

Según Dow Jones Market Data, el selectivo S&P 500 registró una ganancia del 14,59% seis meses después de la primera aparición de SARS en 2002. Aproximadamente 12 meses después de que se haya generado el brote, el índice de referencia del mercado amplio la suba hasta los 20,7%.

El escenario de la gripe aviar fue similar ya que seis meses después del primer brote, el S&P 500 había subido más de 11% y al año ya se ubicaba un 18,4% por encima del valor desde que se descubrió la enfermedad. Con el dengue fue una historia similar. Seis meses después desde que se desató la enfermedad, el mercado subía un 6,4% y al año ya se ubicaba 14,3% arriba desde su aparición.  El brote más recientemente fue el Zika y seis meses después del primer caso, el mercado americano había subido un 12% mientras que el año ya estaba un 17,4% por encima del valor cuando se descubrió la enfermedad. 

Con un análisis similar, los analistas de Goldman Sachs señalaron que resulta difícil aislar el impacto de las epidemias en el mercado, dado que hubo muchos otros factores que afectan a las acciones cada vez, pero que los ajustes del mercado fueron relativos y con evidencia mixta.

“Las acciones de Hong Kong experimentaron una disminución de 15% tras al brote de SARS, mientras que otros mercados asiáticos disminuyeron en aproximadamente un 13%. El S&P 500 disminuyó aproximadamente un 14% en aquella oportunidad. Luego, con el brote de gripe porcina, la misma no descarriló la recuperación de la renta variable mexicana tras la crisis financiera mundial de 2009. Finalmente, el S&P 500 tuvo una disminución del 7% durante el brote de Ébola en 2014. Sin embargo, las acciones estadounidenses luego volvieron a sus máximos previos al Ébola en dos semanas”, recordaron en un informe enviado a sus clientes.

Actualidad diferente 

Hay varios factores que hacen que la actualidad sea diferente respecto de las demás epidemias registradas recientemente. Por un lado, y dado que el foco de la enfermedad se da en China, vale la pena resaltar que el gigante asiático tiene hoy mucha mayor importancia en la economía global respecto de lo que tenía en otras ocasiones, fundamentalmente si se lo compara contra otro foco infeccioso como el SARS.

Por otro lado, el hecho de que Wall Street esté en máximos históricos y transitando un bull market muy importante, y sin haber registrado un ajuste mayor al 5% desde hace mas de un año, hace que las acciones a nivel global se muestren más vulnerables a evidenciar una caída mayor.

Además, el hecho del momento en el año en que se produjo el foco infeccioso hace el riesgo de contagio a nivel global sea mayor y que eso luego termine impactando en la economía mundial. El momento del brote del coronavirus coincide con las celebraciones del Año Nuevo chino. Este es el mayor evento anual de migración humana, con millones de personas viajando, lo que hace problemática la contención del virus.

Existe la preocupación de que el coronavirus pueda propagarse rápidamente dentro y fuera de China, causando daños económicos y de mercado. Esto es particularmente preocupante ya que los viajes antes del Año Nuevo Lunar se están poniendo en marcha ", escribió Jeffrey Kleintop, estratega jefe de inversiones globales de Charles Schwab.

Por su parte, desde la casa global de inversiones, Schroders señalaron que, si bien China está actuando rápidamente para contener la propagación del coronavirus, el riesgo de perturbación económica es alto.

La economista Piya Sachdeva y el estratega Azad Zangana del gigante de inversión Schroders sostuvieron que, en el corto plazo, las restricciones a los viajes y las preocupaciones del público en general probablemente disminuirán la demanda de los hogares en China y reducirán el turismo.

“La caída de la demanda de hogares, la reducción del turismo y la posible demora en que las empresas vuelvan a la producción normal, hace que el riesgo de que el crecimiento de China caiga por debajo del 6% interanual en el primer trimestre haya aumentado. Para el resto del mundo, dados los niveles moderados de crecimiento, la interrupción potencial causada en los próximos meses podría tener un efecto generalizado”, proyectaron los economistas de Schroders.

Además, desde Schroders remarcan que China es ahora más importante para la economía mundial que nunca.

“En el momento del brote de SARS en 2002, China representaba el 4,2% de la economía mundial y contribuyó con el 18% al crecimiento del PIB mundial. Para 2018, la participación de China en el PBI mundial había aumentado a 15.8%, con un 35% del crecimiento global proveniente de China”, afirmaron Sachdeva y Zangana.

El temor sobre el virus también impactó sobre las tasas del tesoro americano que regresaron a niveles de 1,65% tras haber tocado niveles de 1,9% y 1,95% semanas atrás. El mercado toma precauciones por el virus pero también por otros factores que podrían estar pesando, tales como las elecciones presidenciales este año en EEUU.

Rick Rieder, de BlackRock, dijo que la fuerte caída en los rendimientos del Tesoro es el resultado de los temores sobre el virus, pero las elecciones también podrían ser un factor. En cuanto a las acciones, espera solo un retroceso de un dígito.

“Podría verlo bajar de tres a cinco por ciento en las próximas semanas al mes. Me cuesta imaginar más que eso ", dijo Rieder, CIO global de renta fija de BlackRock.

Comparación con el SARS

El brote infeccioso más importante que sirve como mejor comparativo fue el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) en 2002-2003. El SARS duró alrededor de nueve meses y mató a 800 personas.

“Los estudios académicos estiman que el SARS causó una disminución en el crecimiento del PIB de China en uno o dos puntos porcentuales. En comparación, estamos a solo semanas del brote de coronavirus y las autoridades chinas han actuado más rápido para restringir los viajes. A pesar de los esfuerzos, el coronavirus se está propagando más rápido, aunque la tasa de mortalidad es más baja, es decir, menos de un tercio del SARS”, explicó Zangana, economista de Schroders.

Por su parte, Mark Williams, economista jefe de Asia en Capital Economics remarcó que “cuando se compara el coronavirus con el SARS, parece que la tasa de mortalidad es más baja. Un contrapunto es que China está mucho más conectada con el resto del mundo que en 2003. Creo que la cantidad de personas de China que vuelan alrededor del mundo ha aumentado de cinco a 10 veces más que en 2003. El SRAS impactó la economía de China en 5 puntos porcentuales y rápidamente se recuperó. Igualmente es demasiado pronto para tratar de medir el impacto del virus actual”, afirmó.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000076,500082,5000
DÓLAR BLUE1,6854177,0000181,0000
DÓLAR CDO C/LIQ0,0915-165,4649
EURO0,029991,268991,2961
REAL0,028913,833813,8378
BITCOIN2,048811.750,000011.755,9900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,265830,0000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,639330,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,515232,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)2,222292,0090,00
CUPÓN PBI EN PESOS-3,44831,681,74
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,282049.024,0800
BOVESPA0,350098.309,1200
DOW JONES-1,440028.606,3100
S&P 500 INDEX-1,63303.483,8100
NASDAQ-1,650011.671,5550
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,4762387,6461385,8090
TRIGO CHICAGO0,2799230,3831229,7400
MAIZ CHICAGO0,6841159,3440158,2614
SOJA ROSARIO1,0886325,0000321,5000
PETROLEO BRENT-1,001642,500042,9300
PETROLEO WTI-0,097840,840040,8800
ORO0,01051.901,00001.900,8000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology