Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las pymes del agro podrán colocar pagarés en dólares a menos de un año

Prevén que por ahora las pymes preferirán las tasas en pesos de los cheques, un 17,5% anual, por debajo de la devaluación esperada y las prefinanciaciones de los bancos

Las pymes del agro podrán colocar pagarés en dólares a menos de un año

Buscando facilitar que las pymes agropecuarias y agroindustriales puedan financiarse en dólares, su moneda de trabajo, la Comisión Nacional de Valores (CNV) redujo el plazo mínimo para que esas empresas puedan colocar pagarés en la Bolsa a 180 días. El cambio responde a la necesidad del campo de acceder al plazo de 270 días, pero las tasas de los cheques en pesos por debajo de la devaluación esperada y las tasas de las prefinanciaciones de exportaciones de los bancos podrían relegar por el momento el uso de esos pagarés.

Hoy las pymes venden cheques de pago diferido en pesos a un promedio de 17,5% a un año por la fuerte demanda de los fondos comunes de inversión (FCI) que al 31 de mayo deben completar un 1% de su cartera (25% del cual tiene que ser en cheques de pago diferido) en activos productivos.

A partir de la resolución 665 de la CNV, podrán vender pagarés por un monto mínimo de $ 100 mil o su equivalente en moneda extranjera (a pagar según el tipo de cambio vendedor del Banco Nación), con vencimiento mínimo a 180 días y máximo a tres años. “Con el objetivo de promover las economías regionales, es conveniente reducir el plazo mínimo de vencimiento del pagaré para adecuarlo a los ciclos productivos de las empresas agropecuarias y agroindustriales, facilitando el financiamiento de la adquisición de insumos, materiales y servicios”, argumentó el regulador.

Serán avalados por una sociedad de garantía recíproca (SGR) o por fondos de garantía públicos.

El plazo máximo tres años puede ser más útil para invertir en un activo fijo.

“Tener alternativas es muy bueno para las pymes”, dijo José Lentini, gerente de Aval Rural SGR. Pero entiende que “las pymes van a seleccionar lo que más les convenga de acuerdo al momento de mercado en que toman financiamiento”.

En este momento tomarían el pagaré en dólares “si hay tasas lógicas, de entre 3 y 4% anual”, porque “nosotros como alternativa también ofrecemos avalar préstamos en dólares a través de los bancos desde un 4 a 5% a un año”, dijo Lentini.

“Para el agro lo más natural sería tomar los pagarés y los préstamos en dólares en los bancos, es más seguro porque están calzados. Sin embargo, hoy la tasa de los cheques en la Bolsa es extraordinaria. Las pymes prefieren ir a la tasa en pesos porque está muy por debajo de la devaluación esperada que marca Rofex, entonces pueden obtener una tasa negativa en dólares. Cuando la tasa en pesos de los cheques supere el 25% anual, todo el agro va a ir por los dólares”, explicó Lentini.

En cambio, los FCI pyme ofrecen tasas del 5 al 8% para comprar los pagarés, porque su rendimiento compite con los títulos en dólares. “Cualquier bono en dólares rinde un 4% y los dollar-linked, un 7%. El pagaré juega ahí. Para los fondos es un producto más y en dólares. Para las pymes de los sectores exportadores es un instrumento para financiarse con moneda de su negocio. El último año, que estuvieron endeudadas a tasas en pesos al 20% y con un dólar planchado, se comieron la renta de la campaña”, dijo Pablo Muñoz, director de SBS Capital.

La tasa de los cheques bajó 10 puntos porcentuales en las últimas tres semanas debido a la necesidad de los fondos de completar el 0,25% de su cartera en cheques, como obliga CNV.

Paradójicamente, las altas tasas de las Lebac jugaron a favor de las pymes este mes. Porque los FCI aguantaron el mayor tiempo posible invertidos en las letras del BCRA hasta pasarse a activos pyme y porque la alta rentabilidad de las letras aumenta la porción para invertir en ellos. “Los FCI crecen por el devengamiento de la tasa de las Lebac, que es el producto estrella, y por la consiguiente mayor cantidad de suscripciones. Así se genera más plata para lo productos pyme”, dijo Roberto Costa, titular de Conexión Pyme.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Miguel Montoro
Miguel Montoro 31/05/2016 09:36:37

Si van a hacer la cuenta rápida para compararlo contra el PF, recuerden calcular la incidencia del Impuesto a las Ganancias.