Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las monedas petroleras celebran el recorte acordado por la OPEP

Mostraron una apreciación de entre el 2% y el 3%. La excepción fue el real de Brasil.

Las monedas petroleras celebran el recorte acordado por la OPEP

Tras el acuerdo de los miembros de la OPEP la semana pasada, en el cual los productores se comprometieron a reducir la producción de petróleo en 1.2 millones de barriles diarios, el precio del crudo escalo importantes posiciones y alcanzo máximos del año, generando una suba del 14% en la semana que pasó. El acuerdo busca alcanzar una estabilidad en el precio del petróleo y según analistas ubicará al crudo en niveles cercanos a los 60 dólares el barril, alejando las chances de que el petróleo regrese a zona de mínimos de 25 dólares.

El mercado de divisas también festejó, aunque en menor medida ya que las monedas relacionadas con el petróleo no mostraron movimientos significativos. En general, salvo el real de Brasil, el resto de las monedas relacionadas con el petróleo mostraron una apreciación del 2% al 3% en la semana que paso.

En general, una suba del precio del petróleo tiende a beneficiar a las cuentas financieras de los países productores y las monedas de Canadá, Rusia, Noruega y Brasil suelen mostrar una apreciación. Cuanto más sostenida en la suba del dólar, generalmente mayor es el grado de apreciación que tengan las monedas de los países mencionados, siendo dichas divisas la de mayor volumen operable en los mercados financieros, dado que la posibilidad de operar las monedas de Irán, Irak, Arabia saudita, etc. tiende a ser limitado.

Al repasar el movimiento de las monedas relacionadas con el petróleo en el ultimo avance del crudo se nota que el mercado de divisas ha generado una apreciación aunque la misma no denota el optimismo que podría haber generado en el mercado petrolero luego de la buena noticia relacionada con el acuerdo de la OPEP, pese a que el crudo generó avances del orden del 14% en la última semana.

En la última semana, el WTI pasó de u$s 44,80 hasta los máximos de u$s 52 y en el trayecto el dólar canadiense apenas se aprecio un 2,50%, desde 1,335 hasta 1,325 dólares al cierre de ayer. Lejos está de mostrar la evolución positiva que mostro el dólar canadiense a principio de año, cuando subió un 15% en el mismo momento en el que el WTI generaba una recuperación desde los mínimos de 26 dólares. La corona noruega también se aprecio un 1.80% en la ultima semana, en sintonía con la suba del petróleo. El rublo ruso también mostró una tendencia a la apreciación del orden del 3.50% en la semana, pasando de 65 a 63.30 rublos por dólar. La única moneda que no ha mostrado una apreciación es el real brasilero, que se devaluó un 1.50% pese a la suba que mostró el WTI, cerrando el jueves en 3,375 reales por dólar.

En su mayoría, las monedas petroleras han mostrado una apreciación de mediano plazo de la mano de la recuperación del petróleo iniciado a comienzo de año. El dólar canadiense se ha apreciado un 9,4% desde los máximos de enero de 1,46 hasta los valores actuales de 1,33 dólares canadienses por cada dólar estadounidense. El rublo se apreció un 26% desde los máximos y el real brasileño mostró una apreciación similar, del orden del 20%, al pasar desde 4,25 reales por dólar hasta los valores actuales.

En base a ello, es posible entender que, si bien la noticia de la OPEP es positiva para los países petroleros, el mercado de divisas aún desconfía del éxito del acuerdo y no se generan grandes expectativas de cambio hacia adelante. Será clave analizar el nivel de producción de barriles diarios en las próximas semanas y verificar si efectivamente el acuerdo alcanzado se traslada al nivel de producción y despacho de barriles efectivamente producidos. En cuanto a Brasil, queda claro que todavía se mantiene vulnerable a la crisis política que vive y que eso sigue siendo un factor de debilidad de cara al mediano plazo.