Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Las familias vuelven a endeudarse con préstamos personales

La línea gana dinamismo. Entre los factores que colaboraron con el repunte señalan la baja de la inflación y la sensación de una mayor estabilidad laboral

Las familias vuelven a endeudarse con préstamos personales

El repunte de los préstamos personales se consolida. Según los datos del Banco Central (BCRA), el mes pasado el stock de créditos de esta línea se incrementó $ 7.607 millones, contra una suba de $ 5.475 millones el mismo mes del año pasado (+ 38%). El volumen de préstamos sumaba a fines de octubre $ 201.780 millones contra los $ 152.244 millones del mismo mes del año pasado. La línea hoy muestra un crecimiento interanual del 32%, lo que implica que aún no alcanza a empatar a la inflación, si bien ya no se contrae en términos reales como a comienzos de año. Así lo señaló Guillermo Barbero, de First: "Todavía no se está viendo una recuperación firme porque la variación es menor a la inflación".


Fuentes bancarias confirmaron a El Cronista la mejora: "Vemos una tendencia alcista: hubo un repunte constante en los últimos meses. En octubre, se otorgaron 48.400 préstamos personales que se destinaron a fines diversos, tales como autos, electrodomésticos y refacciones, entre otras cosas", dijeron en Banco Macro.
En otra entidad también destacaron la dinamización del segmento: "Veníamos de colocar $ 900 millones por mes hasta julio y, desde entonces, estamos prestando unos $ 1.600 millones mensuales. En la medida en que se consolide este despegue del crédito, también empezará a poner presión sobre las tasas de los depósitos, porque los bancos van a empezar a competir por el fondeo‘. Una tercera entidad financiera marcó una mejora en términos trimestrales: "Entre el primer trimestre de este año y el tercero hubo un crecimiento del 40%", señalaron.


En el sistema bancario las opiniones se dividen entre quienes ven en esta reactivación uno de los primeros indicadores de mejora de la economía y los que consideran que más bien es un parche, es decir, que se trata de familias endeudadas que recurren a un préstamo para saldar una deuda anterior. "Nosotros lo atribuimos a la baja de la inflación, más allá de la confianza", analizaron en Macro, donde se definieron como líderes en préstamos personales y comentaron que recientemente bajaron la tasa y extendieron el plazo hasta los 72 meses.


Otro banco consultado también se inclina por la recuperación: "Nosotros no estamos viendo ni un incremento en la morosidad ni un mayor uso del revolving, con lo cual descartamos que sea un parche. Entendemos más bien que la gente empieza a perder el temor a quedarse sin trabajo y eso es clave a la hora de decidir endeudarse", comentó la fuente.


"La desaceleración en la inflación, con el ingreso escalonado de paritarias en los últimos meses, mejoró el poder de compra del salario, lo que ayuda a reactivar la demanda de préstamos. Además, una de las variables más importantes que el consumidor evalúa para tomar crédito es la estabilidad laboral, por lo tanto, la estabilización en el mercado de empleo en los últimos meses también ayudó", opinó Miguel Zielonka, director de Econviews.


Una tercera entidad indicó que el incremento puede estar relacionado con el refinanciamiento de deuda y con el pago del impuesto del blanqueo, aunque también señalaron que buena parte de los fondos que han prestado se destinaron a construcción y refacciones domiciliarias.


Alejandro Banzas, de Reporte Económico, se mostró cauto, ya que señaló que la evolución de los préstamos personales acompaña a la curva inflacionaria: "Quizás el año próximo, con una tasa esperada más baja de inflación y algún moderado repunte en la economía, esta línea pueda resultar mucho más dinámica".


El primer día de noviembre, la tasa promedio de préstamos personales relevada por el BCRA se ubicó en 39,3% y quebró la barrera del 40% por primera vez desde el 18 de diciembre de 2015. "En algunos casos, y según el convenio que tenga el cliente con el Banco, el interés puede tener un piso hasta en 23%", comentaron en una entidad. "Tenemos préstamos con tasas promocionales a partir de 36%, según el tipo de cliente", dijo Banco Macro.