Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las empresas chilenas planean volver a invertir en la Argentina

Lo confirmó la Dirección de Asuntos Económicos Bilaterales del gobierno chileno, que recordó que esas inversiones cayeron a cero el año pasado.

Las empresas chilenas planean volver a invertir en la Argentina

El gobierno de Chile confirmó que empresas trasandinas mantienen sus expectativas para ampliar gradualmente su participación en la economía de la Argentina, tras reducir a cero sus inversiones directas en el país el año pasado.

Las inversiones de las empresas chilenas en la Argentina, que generan unos 137.000 empleos locales, llegaron a rozar un pico de casi u$s 1.000 millones en 2006.

“Si bien persiste la decreciente tendencia que muestran los flujos de inversión hacia la Argentina, este país ocupa el tercer lugar entre los principales destinos de las inversiones directas de capitales chilenos en el mundo”, detrás de Brasil y Colombia, y seguido por Perú y Estados Unidos, precisó la Dirección de Asuntos Económicos Bilaterales (Direcon).

El retroceso reciente en la llegada de capitales trasandinos a la Argentina, comenzaría a revertirse este año y con mayores perspectivas a partir del fin de la recesión local, según evaluaron empresarios en Santiago de Chile con la presidenta Michelle Bachelet, en el contexto del encuentro del Consejo Empresarial Binacional.

La Argentina -reveló la Direcon- concentró un 16,9% de los recursos materializados por empresas chilenas en el exterior durante el período 1990-2015, con un monto de u$s 18.047 millones.

Según el organismo, un aspecto de “singular importancia” de la inversión directa de Chile en la Argentina reside en “su capacidad generadora de empleo”.


Los puestos laborales generados en el país por empresas chilenas suman unos 137.386, de los cuales un 54% corresponde a empleo directo y un 46% indirecto, precisa el análisis del organismo dependiente de la Cancillería de ese país.


Los sectores de mayor capacidad generadora de empleo son servicios (y dentro de este sector, el retail, con un 67,2% sobre el empleo total generado), e industria (con un 17,9%).

La inexistencia de inversiones directas chilenas durante 2015 se confronta con los u$s 254 millones del año 2014; apenas u$s 23 millones en 2013; y u$s 541 millones en 2012.

Esas cifras, sin embargo, resultan pequeñas en comparación con los aportes récord de 1993, cuando cruzaron los Andes u$s 2.754 millones, y de 1996, año en que arribaron u$s 2.313 millones.

“Parte sustantiva de las inversiones chilenas se materializó durante la década de los noventa, aprovechando las oportunidades generadas por el proceso de privatizaciones emprendido por el gobierno trasandino, el pujante proceso de internacionalización de las empresas chilenas, así como por los procesos de integración económica regional”, explicó la Direcon.

“El ímpetu inversionista -añade el documento, difundido en la capital de Chile- fue interrumpido por la crisis que afectó a la Argentina a comienzos del año 2000, retomó un ritmo más moderado entre los años 2004 y 2007, para finalmente decaer a un mínimo durante el último sexenio”, añadió.

El organismo constata, de todos modos, que “son pocas las empresas chilenas que han abandonado el mercado argentino o reducido su incidencia en los montos totales de la inversión vigente”.

Actualmente, más de 400 compañías del país vecino desarrollan más de 700 diferentes proyectos de inversión a lo largo de todo el territorio argentino.

Fuente: Agencias y Cronista.com