Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Las condiciones de acceso al crédito tuvieron su mayor retroceso en 5 años

El Índice de Condiciones Financieras del IAEF refleja la disponibilidad y el costo del financiamiento para el Gobierno, las empresas y las familias. En febrero tuvo la mayor caída desde 2012 y volvió a los mismos niveles de mitad de 2016. Aún así, “sigue en zona de confort”.

Las condiciones de acceso al crédito tuvieron su mayor retroceso en 5 años

Las condiciones financieras de la economía argentina registraron en febrero la mayor caída en cinco años, pero “siguen en zona de confort”, de acuerdo con un informe difundido hoy por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).

Según ese trabajo, durante el segundo mes de 2018 las condiciones financieras se deterioraron 30,8 puntos en relación a enero, en lo que fue la mayor caída mensual desde junio de 2012.

El Índice de Condiciones Financieras busca reflejar la disponibilidad y el costo del financiamiento para el Gobierno, las provincias, las empresas y las familias argentinas y se construye a partir de un conjunto de variables locales y globales.

“Este pronunciado deterioro obedeció a una importante corrección global, cuyo catalizador fue una combinación de diferentes sucesos sobre todo económicos con epicentro en Estados Unidos”, detalló el informe.

Además, el IAEF detalló que las condiciones externas empeoraron 22,5 puntos en febrero, producto de un deterioro conjunto en casi todas las variables, mientras las condiciones locales retrocedieron 8,3% puntos, “de la mano de un aumento generalizado en el estrés financiero”.

Respecto a un año atrás, y por primera vez desde la salida del cepo cambiario, las condiciones financieras muestran un deterioro equivalente a 21 puntos, explicado por un retroceso de 7,7 en las condiciones externas, en tanto las condiciones locales retrocedieron 13,3 puntos en los últimos doce meses, indicó el reporte.

Zona de confort

Las condiciones locales, que permanecen en ‘zona de confort’ desde febrero de 2016, alcanzaron los 20,1 puntos en febrero. El deterioro fue generalizado, destacándose la caída del índice Merval y el aumento de la inflación, el menor dinamismo de los depósitos en dólares y menores niveles de liquidez de largo plazo, entre otros.

Con la caída de febrero, el índice está en los mismos niveles que a mediados de 2016.

“Las condiciones locales se encuentran aún en zona de confort gracias a la todavía muy buena performance que muestra el índice Merval cerca de niveles récord, al riesgo país que se ubica muy por debajo de los últimos años, al estado de la liquidez de corto plazo, al históricamente bajo nivel de riesgo legislación, a la inexistencia de una brecha cambiaria y al elevado nivel de depósitos privados en dólares en el sistema bancario”, resaltó el informe.

No obstante, el IAEF explicó que “las variables monetarias y nominales vinculadas a las todavía elevadas tasas de inflación, impiden que las condiciones financieras locales sean aún mejores, lo que denota cierto agotamiento en las posibles fuentes de mejoría en las condiciones locales hacia adelante, en tanto la inflación no disminuya sustancialmente”.