Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las bolsas europeas superaron con creces su nivel previo al golpe del Brexit

El mercado hizo piso luego del Brexit y la victoria de Trump y la crisis de bancos europeos potenciaron las subas para colocar a los índices europeos en nuevos máximos

Las bolsas europeas superaron con creces su nivel previo al golpe del Brexit

A poco más de 8 meses desde el Brexit y a casi 4 meses de la victoria de Trump, las acciones a nivel mundial han mostrado fuertes avances logrando ubicar a los índices mundiales en máximos históricos. Tal fue la evolución del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq así como para los índices del viejo continente, siendo el Dax alemán y el FTSE 100 londinense los mayores exponentes de tal rally alcista y que acumulan ambos avances superiores al 20% desde mediados de 2016 a la fecha. La victoria de Trump y la crisis de bancos europeos potenciaron las subas para colocar a los índices europeos en nuevos máximos históricos.

Las acciones europeas tuvieron un 2016 con elevados niveles de volatilidad producto de los eventos no esperados por el mercado tales como el Brexit, la crisis de bancos italianos y la victoria de Donald Trump, entre otros. Cada uno de estos acontecimientos generaba una mayor incertidumbre y que los inversores busquen regresar a activos seguros.

Sin embargo, un comportamiento particular tuvo el mercado accionario mundial ante tales eventos. Luego del shock generado a partir de dichas noticias, las acciones mostraron un fuerte sell-off seguido de un importante rally alcista y muchos inversores aprovecharon estos eventos negativos como una gran oportunidad de compra. De hecho, gran parte del rally iniciado luego del Brexit y de la victoria de Trump continúa hasta la actualidad tanto para las acciones americanas como para sus pares en el viejo continente.

El Brexit fue un evento político que conmocionó al Reino Unido e ,incluso hasta el día de hoy, continúa en las primeras planas. Para el momento en que el Brexit tuvo lugar, el índice FTSE 100 de Londres valía 6335 puntos y luego del referéndum el mismo se desplomó un 8,65%. Desde allí el mercado inició un impresionante rally alcista casi sin descanso hasta los máximos actuales de 27% medidos en términos de libras esterlinas, permitiendo que el mercado alcance nuevos máximos históricos en moneda local. Dicha suerte no es la misma si se analiza en términos de dólares y el mercado inglés es el único dentro de las principales bolsas europeas que no pudo superar el sell-off luego del Brexit. Una vez conocido el resultado del referéndum, el FTSE100 cayo un 16% medido en termino de dólares y aun no ha podido ubicarse por encima de tal nivel.

Por ejemplo, el CAC de la bolsa de París se desplomó un 14% en dólares luego del Brexit y desde allí inicio un rally importante con subas superiores al 20%, colocándose por encima de los niveles previos al Brexit. En el medio ocurrió también las elecciones en EE.UU. y la victoria de Trump generó un ajuste intermedio y que fue nuevamente aprovechado como una oportunidad de compra para continuar con la recuperación y ubicarse en máximos de 2015.

El índice alemán DAX perdió un 10% desde el Brexit y desde allí subió más de un 29% en euros. Al igual que el CAC, el mercado ajustó luego de la victoria de Trump y desde allí extendió el avance para colocarse en niveles de máximos históricos. En dólares, la suba desde el Brexit hasta la actualidad ronda el 24%

Incluso el índice de la bolsa italiana el FTSE MIB se recuperó completamente de la caída pos Brexit y sube desde junio pasado un 25%. En el mismo sentido, el resultado electoral en EE.UU. también potenció la suba y permitió que el mercado alcance los valores actuales.

En términos de volatilidad, el Brexit generó un importante cimbronazo como los vistos en 2011 con la crisis europea, el 2010 con el Flash Crash de mayo de ese mismo año y el de 2008 con la crisis sub-prime. En este caso, la recuperación de las acciones fue muy rápida y el mercado reaccionó con extrema velocidad a dicha mala noticia, generando subas importantes que han colocado a los índices en zona de máximos históricos medidos en términos de euros.

A su vez, la volatilidad medido sobre el índice Stoxx 50 que reúne las 50 acciones mas importantes de Europa ha mostrado una caída importante desde el primer trimestre de 2016 y acentuando la caída en los últimos meses, colocando a dicho indicador en mínimos de 2014 y cercanos a los valores registrados en 2007, antes del estallido de la crisis sub-prime.