Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las acciones de bancos argentinos sufren por los recortes a la tasa de Lebac

Las acciones de bancos argentinos sufren por los recortes a la tasa de Lebac

Las acciones del sector financiero argentino acumulan caídas cercanas al 20% en dólares en el último mes, en un contexto financiero local e internacional que amenaza al sector y que se suma a la debilidad económica local para impedir un repunte.

Sin dudas uno de los sectores más beneficiados con la suba de tasas de las Lebac a lo largo del 2016 ha sido el bancario, el cual ha sabido aprovechar las ganancias que le brindaban las tasas en torno a 38%, evidenciadas en el primer semestre del año. Desde mayo pasado, el BCRA inicio el proceso de baja de tasas, alejándose de los máximos evidenciados en 38% hasta llegar a los valores actuales de 24,75%. En las últimas licitaciones el BCRA ha mostrado una dinámica en el descenso de la tasa con mayor verticalidad a la baja y el mercado ha empezado a especular con que la fiesta de las Lebacs ya comienza a formar parte del pasado. Por tal motivo, los bancos hoy en día se ubican primeros en la lista de los más vulnerables dentro del Merval a sufrir la baja de la tasa, entendiendo que las entidades financieras son tenedores de Lebac. Según el informe de Estabilidad financiera del Segundo semestre del BCRA, los bancos han mantenido posiciones en activos de instrumentos de regulación monetaria superiores al 35% de su portafolio y, ante el nuevo contexto de tasas, el precio de las acciones ha mostrado importantes caídas en las últimas semanas.

El hecho de que la economía no arranque, pese a la baja de tasas, genera otro factor negativo para el sector financiero, al no poder compensar con mayores ingresos por créditos. Por otro lado, las hojas de balance de los bancos se han visto perjudicadas por la fuerte caída que mostraron los bonos dolarizados, sobre todo los que conforman la parte larga de la curva de bonos argentinos.

Desde comienzos de octubre, el ADR (american depositary receipt, acción de una empresa extranjera que cotiza en Wall Street) de Galicia acumula una baja del 19% en términos de dólares y la acción local ha perdido un 14,75% desde los máximos de octubre, cuando supo alcanzar niveles de $ 49,50. Para el caso, las acciones en Wall Street de Banco Macro también han sufrido pérdidas del orden del 15,40% desde los máximos de octubre mientras que la local ha descendido un 10% en las últimas semanas, desde los máximos de $ 122 hasta los $ 110 actuales. Francés no ha sido ajena a dicha debilidad del sector y el ADR ha perdido un 20% en dólares desde los máximos de octubre.

Esta baja generalizada de las acciones financieras se debe en parte a la baja de la tasa de las Lebac, aunque otro factor financiero que las ha perjudicado ha sido la fuerte suba de la tasa de 10 años americana que ha generado pérdidas en los bonos en dólares a nivel global, perjudicando a los bonos largos argentinos en dólares, ya que los bancos tienen posiciones importantes en esos activos.

Si la economía volviera a crecer en 2017 y el precio de los bonos dolarizados se estabilizara, sumado a que la tasa a nivel local encontrara un equilibrio, se podría generar un repunte en los precios de las acciones financieras, e incluso pensar a la baja actual como una oportunidad de compra, especulando con que dichos factores terminaran por normalizarse en los próximos meses.