Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Las acciones de YPF están retrasadas en relación a sus pares locales

Suben 77% en dólares desde 2012 cuando bancos trepan 580%. Mientras la mayoría de los papeles está en máximos, la petrolera se ubica 75% abajo de su pico de 2005

Las acciones de YPF están retrasadas en relación a sus pares locales

Cuando la mayoría de las acciones argentinas han mostrado avances superiores al 500% en dólares desde 2012, YPF ha quedado muy retrasada contra sus pares locales. Desde el piso de noviembre de 2012 el Merval avanzó hasta los valores actuales un 647% en pesos y acciones como Galicia subieron 580% en dólares, mientras que Banco Macro y Francés ganaron un 575% en dólares.

Yendo al sector energético, el ADR de Edenor y el de Pampa han mostrado subas desde 2012 cercanas al 960% y 850%, respectivamente. El papel de YPF, en cambio, avanzó un magro 77% en dólares. A diferencia del resto de las acciones que se ubican en máximos históricos, la petrolera está un 75% debajo de sus máximos históricos de 2005 cuando la emisora supo valer cerca de 70 dólares en Wall Street. ¿Esto significa que las acciones de YPF representan una oportunidad de compra en estos niveles?

Según Ignacio Corsiglia, operador de Corsiglia y Cia. SA, "YPF está atrasada y puede ser que tenga fundamento en que el precio del petróleo no despega a nivel internacional y en Argentina está artificialmente más alto". "El año que vienen creo que esa diferencia de precio se va a cerrar y el mercado ya lo está descontando al castigar el precio de la acción. Adicionalmente, el último balance que presentó fue bastante malo lo cual creo que la debilitó.

Otro punto puede ser que a largo plazo hay una tendencia a las energías renovables y eso le juega en contra. Por el lado positivo vemos que YPF tiene 1,5 millón de clientes que todos los días cargan en sus 1600 estaciones de servicio y es líder del mercado Argentina. Tiene la segunda mayor reserva de gas no convencional del mundo y la cuarta a en petróleo por lo tanto si el crudo y el gas levantan de precio en algún momento ese puede tener mucho valor. De hecho la suba de gas en boca de pozo que se va a discutir en la audiencias públicas, si se confirma según el CEO de YPF puede hacer viable a Vaca Muerta en gas.

Para Leonardo Chialva, CFA y socio de Delphos Investment, el factor más relevante detrás del fenómeno es la caída en los números de la compañía: EBITDA en baja y flujo libre de caja complicado. El elevado endeudamiento es otro dato que complica a la empresa de cara al futuro sumado. YPF transita un momento complicado ya que hoy en día nos encontramos en un contexto en el cual se requiere de mucha inversión para lo cual no hay capacidad de traslado al consumidor para que siga financiando la exploración y el endeudamiento se empieza a acotar.

Gustavo Neffa, Economista y Socio de Reserch for Traders sostiene que la acción de YPF se estancó en los mismos valores que hace un año atrás y no sólo influye la recaída en el precio del petróleo sino también una hoja de balance que empezó a deteriorarse aún más (con una caída adicional de márgenes) y un apalancamiento que empezó a ser peligroso (dos veces su patrimonio neto, más que Petrobras).

De los 700 pozos de Vaca Muerta perforados, 400 pertenecen a YPF-Chevron, que ahora enfrentan la decisión de tener que mostrar los contratos secretos de esa asociación estratégica. El interés de otras empresas como British Petroleum o General Electric por invertir allí es positivo pero aún no rentable. YPF va a requerir hacerse más eficiente ajustando costos y que el petróleo vuelva a subir. Los argentinos pagamos la nafta súper a 1.2 dólares por litro, exactamente el doble que en EEUU., no hay margen para subir sus precios.