U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Lanzan primer fideicomiso de préstamos originados digitalmente

Lanzan primer fideicomiso de préstamos originados digitalmente

Tal como adelantó El Cronista, la fintech de préstamos Moni Online cerró ayer el primer fideicomiso constituido con créditos cuya instrumentación es puramente electrónica o digital. Se trata del debut en la venta de una cartera de préstamos originada en forma totalmente online. "La persona que baja la aplicación, pide un préstamo en cuotas o paga un servicio con financiación de Moni. Todas las operaciones se hacen desde el celular. No hay un contrato firmado de puño y letra, ni un pagaré tradicional que haya que guardar. Toda esa deuda de los clientes, esas cuotas, son los actvos que se fideicomitieron", explicó el CEO y co-fundador de la empresa, Alejandro Estrada.

La venta de carteras en el mercado, que en la jerga se conoce con el nombre de securitización, permite a los prestamistas (ya sean bancos, fintech o empresas de consumo masivo) descargar parte de sus activos y hacerse de liquidez para destinar a nuevos créditos. Moni, que ya otorgó más de 500.000 préstamos por algo más de $ 1700 millones, recaudó $ 77.020.000 mediante el fideicomiso. El vehículo de inversión tuvo una sobreoferta de más del 25% y fue suscripto por inversores institucionales.

La llegada del primer fideicomiso sobre activos totalmente digitales resulta una novedad para el mercado local. Hasta ahora, por ejemplo en un fideicomiso de consumo, se tenían que guardar los pagarés físicos. Para Estrada, esta novedad no tiene que ver con un cambio regulatorio, sino más bien con una nueva concepción de la industria. "Para llevar adelante esto, se necesita un fiduciario que esté dispuesto a hacerlo, ya que se hace responsable antes los inversores de que ese activo existe. En nuestro caso, el Banco de Valores adaptó su sistema para conectarlo con el de Moni, a fin de que podamos enviarle digitalmente la información certificada sobre los préstamos fideicomitidos", explicó.

"Luego, se necesita una calificadora de riesgo y un regulador que apruebe el instrumento y afirme que el público está en condiciones de comprar este producto 100% digital", agregó Estrada en referencia a Fitch y a la Comisión Nacional de Valores. En total, el proceso para aprobar el fideicomiso le demandó a Moni más de un año.

Paradójicamente, la aprobación llegó una semana antes de la turbulencia cambiaria de fines de abril, por lo que decidieron suspender la emisión. "Ahora nos pareció que ya había pasado el mal momento y que volvía el apetito al mercado", comentó Estrada. En la misma línea, Eduardo De Bonis, socio de First Capital Group colocador del fideicomiso, señaló que "aún en momentos difíciles para el mercado, es evidente que cuando existe un buen producto con una proyección interesante el mercado responde" y auguró un enorme futuro para la dupla fintech-mercado de capitales.

Mercado Pago, por la misma senda

Según pudo saber este diario, antes de fin de año Mercado Libre también recurrirá al mercado de capitales para vender sus préstamos originados en forma digital. La empresa fundada por Marcos Galperín otorga créditos a los vendedores habituales de la plataforma de comercio electrónico. A través de la división Mercado Crédito, la compañía ofrece financiamiento a sus usuarios según un scoring propio basado en su comportamiento dentro del portal.