Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"La suba del tipo de cambio fue en general saludable"

Vemos que la suba del tipo de cambio en términos generales fue un poco saludable, no era muy sostenible que siguiera bajando. Cuanto más caía era mayor la incertidumbre sobre cuándo se iba a dar la suba. Creemos que hacia fin de año el valor del dólar va a estar relativamente estable con tendencia a la suba, alcanzando los $15,50.
Teniendo en cuenta que el objetivo del Banco Central (BCRA) es bajar la inflación, el dólar va a mostrar una volatilidad propia de un tipo de cambio flotante. En un contexto de exceso de dólares, el tipo de cambio va a ajustar a como sea al saldo cambiario. Si la demanda sube puede generar un poco de presión en su valor, pero no veo esto como un escenario preocupante de acá a fin de año. Si bien no va a ser tan beneficioso como antes el ingreso de dólares durante el segundo semestre, las divisas van a seguir estando. Las provincias colocaron más de u$s 5000 millones y solo liquidaron u$s 1000. Aunque las liquidaciones del agro estuvieron estacionalmente más bajas, en los próximos meses va a haber más ingreso de capitales, financiamiento y el blanqueo también va a aportar ingreso de divisas.
El atraso cambiario llegó para quedarse, no es política del BCRA recuperar la competitivdad a través del tipo de cambio y asumo que el Gobierno no querrá que se devalúe demasiado para que no se vuelque a la inflación. Sin embargo, el BCRA mostró que hay otro objetivo detrás, de mantener una banda entre los $ 14 y $ 16. En estos valores, se vio que hubo una voluntad de intervenir para contener el valor del dólar. En mayo, la entidad monetaria compró u$s 1500 millones y en junio sumó otros u$s 1200 millones. Sin embargo, si se quiere sostener el tipo de cambio es importante generar mecanismos para que la expansión monetaria no se vaya a precios; lo importante es que la política monetaria continúe siendo coherente en este aspecto.