Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La suba de la tasa en pesos tiene su rol en la debilidad del Merval

La suba de la tasa en pesos tiene su rol en la debilidad del Merval

La sorpresiva suba de tasas del Banco Central (BCRA) de 100 puntos básicos a la tasa de referencia genera sin dudas movimientos importantes y expectativas en el resto de los activos financieros. Quizás, el más notorio por ahora es las pérdidas que están sufriendo las acciones en las últimas jornadas.

Si bien la toma de ganancias era esperable fue potenciada por el movimiento de tasas. Dado que el mercado accionario venía quebrando máximos sistemáticamente, muchos inversores se vieron empujados o tentados a tomar ganancia en acciones para buscar pasarse a Lebac, tanto en el mercado secundario como en la licitación de letras de hoy. De esta forma, buscan encarar la última parte del año con activos de menor volatilidad, a la vez que aprovechan las tasas altas.

Es cierto que la caída del Merval se da con poco volumen, aunque ya los precios comienzan a vislumbrar un escenario de debilidad adicional y ya acumulan un rojo de 6,5% desde los máximos de la semana pasada.

Entre los inversores y analistas del mercado hay consenso respecto al atractivo de seguir posicionado en la parte corta de la curva de Lebac, algo que no es una buena noticia para el BCRA, quien buscaba estirar los plazos de los vencimientos mensuales que debía enfrentar en cada licitación. Justamente, el BCRA buscó subir la tasa de la parte larga de la curva de Lebac no solo para atacar la inflación de lleno sino también en tentar a los inversores en estirar los plazos. Ahora, con la suba de la tasa en la parte corta de Lebac y con el Central sosteniendo que las tasas altas se mantendrán durante el verano, vuelve a ser atractivo irse a la parte corta de Lebac.

El hecho de que los inversores vean como atractivo nuevamente el posicionamiento en la parte corta de la curva de Lebac genera un problema adicional que es la presión sobre el tipo de cambio ya que, al acumularse abultados montos en los vencimientos de corto plazo, la decisión del inversor de renovar o de pasarse a dólares se concentra en un solo día (que es el día de renovación) y que puede provocar una volatilidad adicional en el dólar. Si bien el BCRA ya aclaró que el tipo de cambio no le preocupa, tampoco es un factor que deja librado al azar.