Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja subió sostenida por la buena demanda y un dólar débil

La oleaginosa disponible para septiembre se posicionó en los u$s 358, con reportes que aún pronostican cosechas récord. Por su parte, el maíz cerró estable y el trigo cayó.

La soja subió sostenida por la buena demanda y un dólar débil

La soja y el maíz cotizaron con signo positivo en el mercado de Chicago, gracias a la demanda del grano norteamericano en el exterior, que contrarrestó las estimaciones privadas de mayor rinde en sus cultivos, ante lo que, además, se espera que sean cosechas récord en ese país.

El dólar se debilitó un poco tras un decepcionante indicador del sector de servicios estadounidense y eso “ayudó en algo para sostener los precios”, comentó Dax Wedemeyer, de US Commodities. Un dólar más débil beneficia a los exportadores estadounidenses. Sin embargo su efecto quedó limitado a la soja que consiguió subir y no tuvo mayor impacto en el trigo o el maíz.

La soja disponible para septiembre subió un 0,59% hasta los u$s 357,98 por tonelada, mientras que la posición de noviembre se incrementó un 0,76% hasta los u$s 352,65, gracias a compras técnicas por parte de los fondos especulativos y una fuerte demanda sobre el grano estadounidense.

Sus subproductos también tuvieron una jornada positiva: el aceite subió un 0,30% hasta los u$s 722,22 por tonelada, mientras que la harina lo hizo en un 1,08% hasta los u$s 349,54 por tonelada.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) reportó que la semana pasada las ventas del poroto al exterior fueron por más de 1,2 millones de toneladas, la cual superó las previsiones privadas que habían estimado las exportaciones entre 700.000 y 950.000 toneladas, informó la consultora Granar.

La demanda logró que el mercado no reaccionara negativamente ante las estimaciones de mayores rindes del cultivo por parte de consultoras privadas. Según el relevamiento semanal que realiza el USDA sobre el estado de los cultivos en su país, el 73% de las plantas se encontraban en condiciones de “buenas a excelentes”, esto sería un 1% por encima de lo proyectado por el sector privado.

Por otro lado, la cosecha de cereales, leguminosas y oleaginosas de Brasil será un 11,1% menor que la del año pasado, con un total de 186,1 millones de toneladas, según las nuevas previsiones oficiales presentadas hoy, que corrigen a la baja los últimos cálculos.

Por su parte, el maíz cerró casi sin movimientos: un 0,07% arriba, que llevó el precio a los u$s 124,70 por tonelada en la posición de septiembre y la correspondiente a noviembre se mantuvo sin cambios en los u$s 129,32 por tonelada.

Tras cotizar en gran parte del día a la baja por las previsiones privadas de un alza considerable en los rindes, las coberturas vendidas y el reporte de la USDA de exportaciones por encima de los previsto por el mercado permitieron que los valores del cereal no hayan sufrido pérdidas.

Según éste último, en Estados Unidos se exportaron la semana pasada cerca de 1,47 millones de toneladas, contra las expectativas comerciales que rondaron entre 1 y 1,3 millones de toneladas. A su vez, este organismo registró que el estado del cultivo se encontraba en 74% de “buena a excelente”, un punto menos que la medición pasada.

Por último, el trigo cayó un 0,6% hasta los u$s 136,32 por tonelada. Ventas técnicas y un abundante stock a nivel mundial afectaron los precios, a lo que se sumo estimaciones por parte de Rusia, en la cual proyectaron una suba de 2 millones de toneladas en su producción de cereales, la cual llegaría a los 118 millones de toneladas.

En Argentina, la soja cerró estable por segunda sesión consecutiva, en una rueda con escasos negocios y sin la habitual influencia del mercado de Chicago. En Rosario, la soja cerró a $ 3.850 (unos u$s 256,2) por tonelada, el mismo valor que se reportó el lunes.                

Por otro lado, entre las noticias de interés en el sector, se destaca que el gobierno argentino presentó un proyecto para que los agricultores locales paguen regalías por dos campañas, y no por tres como en una versión previa, por el uso de semillas de segunda generación, en un intento de aliviar la tensión con un sector clave que está enfrentado con Monsanto.