Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja volvió a caer y cerró cerca de los u$s 360

Entre otras noticias, la cosecha gruesa 2015-2016 registró una suba del 26% en soja y 38% en maíz. Además, Argentina vuelve a exportar harina de soja a Rusia.

La soja volvió a caer y cerró cerca de los u$s 360

La soja bajó y cerró en u$s 361,66 en Chicago. Los futuros de la oleaginosa terminan en baja por presión de la cosecha estadounidense y ventas técnicas. A su vez, la caída en el precio del barril de petróleo y la incertidumbre frente a las elecciones estadounidenses ayudan a la tendencia bajista del precio.                

La soja se hunde entre otros factores, ante la preocupación de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) podría elevar su pronóstico del rendimiento de la soja estadounidense, que ya es un récord. El próximo informe mensual de la oferta / demanda del USDA se entrega el 9 de noviembre.

Los futuros de maíz terminan en baja, para cerrar en u$s 137,40, presionados por la cosecha estadounidense y ventas de fondos. El futuro de maíz diciembre de Chicago termina por debajo de su precio de apertura siguiendo la tendencia de la soja, llevando cuatro sesiones consecutivas a la baja.

Los mismos fundamentals bajistas que presionan a la soja actúan sobre el maíz. La incertidumbre sobre las elecciones estadounidenses -frente a las últimas encuestas y la reapertura de la investigación del FBI sobre los mails del candidato demócrata- y el próximo informe de oferta y demanda del USDA hacen a los fondos reubicar sus posiciones.

Por su parte, la corredora “INTL FCStone” elevó su pronóstico sobre el rendimiento de maíz de los Estados Unidos. La baja se da a pesar de los datos semanales de apoyo sobre el mercado del etanol. La Administración de Energía de los Estados Unidos mostró un aumento en la producción y menores existencias de etanol a base de maíz en la última semana.

Los futuros de trigo terminaron en baja y cerraron en u$s 152,21, siguiendo un rango aproximado de operatoria entre 143 y 153 dólares por tonelada desde el 28 de agosto.

La gran oferta de granos globales hace presión sobre el mercado, limitando los rallies. Llegando al cierre de la sesión la FED mantuvo sus tasas de interés constantes siendo un dato positivo para la demanda y economía mundial.

En Argentina

Las fuertes bajas en el mercado de Chicago llevaron a los compradores de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) a reducir sus ofertas tanto por las oleaginosas como por los cereales y la soja cayó 10 pesos la tonelada al cotizar a$ 3.900.

Por su parte, el valor ofrecido por maíz sin descarga se mantuvo en $ 2.500 la tonelada y la propuesta de compra por trigo disponible cayó a $ 2.200 la tonelada.

Para girasol, se ofrecieron u$s 310 la tonelada entrega contractual, y u$s 270 la tonelada a diciembre y el sorgo se vendió a $ 2.050 la tonelada con descarga y u$s 120 la tonelada descarga marzo 2017.

En el Mercado a Término de Rosario (ROFEX), el contrato de soja  fábrica noviembre cotizó a u$s 264.5 la tonelada.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (MATBA), la soja para entrega a Mayo 2016 bajó 1,30 dólares a u$s 256,50 la tonelada. El maíz para abril 2017 cedió 1 dólar a u$s 149. El trigo para Enero 2017 mermó 1 dólar a u$s 144 por tonelada.   

El cierre de la cosecha gruesa 2015-2016 registró una suba del 26% en soja y 38% en maíz

En tanto, en el caso del girasol retrocedió un 9% en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires.

Así lo indicó un informe de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca (BCBB) en su habitual recorrida por los 12 partidos del sudoeste bonaerense, conformados por Adolfo Alsina, Guaminí, Puán, Saavedra, Tornquist, Coronel Suarez, Coronel Pringles, Coronel Dorrego, Coronel Rosales, Bahía Blanca, Villarino y Patagones.

En cuanto a la soja el informe al que tuvo acceso Télam indicó que “las excelentes condiciones climáticas acompañaron al cultivo en todas las etapas de su desarrollo” donde “se esperaba en muchos lotes rendimientos excepcionales, sin embargo las continuas lluvias imposibilitaron que la cosecha se realizara en tiempo y forma”.

El promedio finalizó en 2.700 kilogramos de hectáreas, rinde más que aceptable para la zona, que junto al aumento del área sembrada condujeron a un incremento de la producción del 26%, al finalizar con 1.39 M tn‘, agregó.

La Bolsa sostuvo que “las estimaciones de siembra realizadas, arrojan que la superficie se mantendría para la actual campaña 2016-17”.

En el caso del maíz, “la consolidación de un manejo tecnológico regional (genética RR, densidades reducidas, fertilización) han generado que el cereal incremente su área un 10% y su rinde promedio ascienda a los 6.800 kg/ha”.

En ese sentido se indicó que dicha situación llevó a que la producción ascienda casi un 40% al finalizar con 876.000 toneladas. “Para la actual campaña se espera nuevamente un aumento del área del 10%, principalmente en aquellos establecimientos mixtos, por la versatilidad del cultivo para ser utilizado con fines forrajero”, agrega el informe.

En tanto que para el girasol la entidad indicó que “si bien los rindes fueron más que aceptables 1.850 kg/ha. promedio, estos no lograron compensar la caída del 12% en el área implantada”. Por último se informó que “afortunadamente, las primeras estimaciones indican para el ciclo 2016-17 un incremento del 20% de la superficie a sembrar con girasol”. “Sin embargo este aumento podría estar acotado por la falta de semilla”, puntualizó.

Argentina vuelve a exportar harina de soja a Rusia

El Servicio Nacional de  Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) firmó con su par ruso un acuerdo para retomar los envíos de harina de soja a ese país,  suspendidos desde febrero pasado, por discrepancias en la certificación de eventos genéticamente modificados.