Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja bajó en Chicago y maíz tocó máximo de cuatro semanas

La oleaginosa cayó un 0,46% a u$s 395 por tonelada, y el maíz subió un 0,62% y trepó a u$s 157,28.

La soja bajó en Chicago y maíz tocó máximo de cuatro semanas

Los futuros de la oleaginosa bajaron en Chicago por una toma de ganancias, mientras que el maíz alcanzó máximos de cuatro semanas por coberturas de  posiciones cortas y el trigo cayó por ventas técnicas.

La soja cayó un 0,46% a u$s 395,09 por tonelada, debido a una toma de ganancia por parte de los fondos y buenas condiciones climáticas en las zonas productoras del oeste norteamericano. Sin embargo, continúan las dudas respecto a la cosecha latinoamericana. Sumó presión la baja en la cotización del aceite, influenciado por el retroceso del de palma y la leve caída en los valores del crudo.


En lo que va de mayo, la soja acumula una suba de 3,06%, o u$s 11,67 por tonelada.


Por su parte, el maíz subió un 0,62% y trepó a u$s 157,28 la tonelada, gracias a la compra de posiciones por parte de los especuladores y las estimaciones de una menor oferta del grano de Brasil, datos que hicieron frente al buen tiempo en el oeste estadounidense.

Por último, el trigo perdió un 0,36% y se ubicó a u$s 176,37 por tonelada. Según el Ministerio de Agroindustria de los Estados Unidos, hubo una mejora en los registros de exportación de Estados Unidos, aunque fue presionado por las compras técnicas realizadas por los fondos.

En Rosario, donde se encuentra el principal complejo agroportuario del país, la soja cerró a entre 3.900 y 4.000  pesos (unos 276 y 283 dólares) por tonelada.                

Argentina podría exportar hasta un 25% menos de soja que en la temporada anterior, debido a las intensas lluvias  que golpearon la calidad de muchos granos del tercer proveedor mundial de la oleaginosa al dejar campos enteros bajo el agua.