Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La presidenta de la Fed dijo que no descarta utilizar tasas de interés negativas

Yellen aseguró que usaría esa herramienta "en un escenario adverso en algún momento". Y que intenta aprender de la experiencia europea y japonesa

La presidenta de la Fed dijo que no descarta utilizar tasas de interés negativas

La presidenta de la Reserva Federal de EE.UU., Janet Yellen, dijo ayer que aunque "no descartaría completamente utilizar tasas de interés negativas en un escenario adverso en algún momento", la herramienta necesitaría mucho más estudio antes de ser utilizada en el país.

En una carta enviada al legislador Brad Sherman para responder a preguntas escritas luego de su presentación en el Congreso en febrero pasado, Yellen dijo que la Fed planea subir las tasas de interés gradualmente, dadas sus expectativas de que la economía continuará fortaleciéndose y la inflación avanzará hacia la meta del 2% del banco central.

Yellen también afirmó que si la economía inesperadamente toma un rumbo hacia un escenario peor, la Fed ajustará su postura de política monetaria.

Bancos centrales en Europa y Japón han utilizado tasas de interés negativas para intentar estimular a sus economías, y Yellen dijo que la Fed intenta aprender lo que más pueda de dichas experiencias. Antes de utilizar tasas negativas a nivel local, aseguró Yellen, las autoridades necesitarían considerar una serie de temas, "incluyendo el potencial de consecuencias no deseadas".
La carta, del 12 de mayo, fue divulgada por Sherman.

La Fed estaba optimista al inicio de 2016 y proyectó cuatro aumentos en su reunión de diciembre. Pero rebajó esa expectativa en marzo a solo dos movimientos, luego de que la inquietud por China arruinó esa perspectiva. Ahora, hasta ese pronóstico parece dudoso.

Decepcionaron los datos del crecimiento en el primer trimestre y los mercados ven muy pocas probabilidades de un aumento en junio, aunque los funcionarios insisten en que la reunión sigue en pie. Han surgido riesgos geopolíticos, entre ellos, un referendo el 23 de junio sobre la inclusión del Reino Unido en la Unión Europea, una renovada preocupación por la posibilidad de un impago de deuda por parte de Grecia en julio y la elección presidencial en EE.UU. en noviembre.