Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La libra esterlina tocó un máximo de seis meses por elecciones anticipadas

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, sorprendió al convocar elecciones anticipadas y la libra esterlina alcanzó niveles que no se veían desde octubre de 2016

La libra esterlina tocó un máximo de seis meses por elecciones anticipadas

La libra esterlina avanzó ayer hasta alcanzar un máximo en más de seis meses frente al dólar luego de que la primera ministra, Theresa May, convocó a elecciones anticipadas en Reino Unido. De esta manera se elevaron las esperanzas de que una victoria pueda fortalecer a su partido antes de las negociaciones por el Brexit.

Después del sorpresivo anuncio de May la libra cambió la tendencia de principio de rueda y llegó a fortalecerse hasta un 2,7%, al tocar los 1,2904 por dólar, su mayor nivel desde inicios de octubre. En tanto, en las operaciones de la tarde recortó el avance, a 2,2% frente al billete verde, al negociarse a 1,2836 por dólar sobre el cierre.

La primera ministra británica pidió por sorpresa al Parlamento la convocatoria de elecciones legislativas anticipadas, el 8 de junio, para reforzarse ante las negociaciones de salida de la Unión Europea (UE).

"Necesitamos unas elecciones generales y las necesitamos ahora", dijo May, que necesitará la aprobación del Parlamento para poder convocarlas.

Originalmente, las próximas legislativas estaban previstas para 2020, y May había rechazado en numerosas ocasiones los llamados de su partido a anticipar los comicios, para aprovechar los más de 20 puntos de ventaja que disfruta en los sondeos.

Serán los cuartos comicios trascendentales en menos de tres años: al referéndum de independencia de Escocia de setiembre de 2014, le siguieron las elecciones generales de mayo de 2015, el referéndum sobre la UE de junio de 2016, y, un año después, unas nuevas legislativas.

Por su parte, el dólar operaba débil, ya que fue golpeado por una caída de los rendimientos de la deuda estadounidense, que a su vez fueron presionados por el nerviosismo por las elecciones presidenciales en Francia y las tensiones geopolíticas.

La moneda estadounidense también perdió contra el euro; la moneda común subió 0,82%, hasta los 1,0727 por dólar. Además, las preocupaciones por la hostilidad de Corea del Norte y las elecciones de Francia lo condicionaron frente al yen, otro activo considerado como refugio. El dólar se debilitó un 0,35% contra la moneda de Japón, a 108,51 yenes.