La fórmula que usa el mercado para saber si los activos argentinos están caros o baratos

La inversión en bonos y acciones argentinas se tornó binominal dependiendo de si Argentina se radicaliza hacia un populismo extremo o si busca moderación. Cómo evolucionarían los activos en cada caso.

A la hora de tomar decisiones de inversión en el mercado, el cálculo parece ser sencillo entre los inversores. Si Argentina opta por ir hacia un modelo como el de Venezuela, los bonos y acciones argentinas lucen muy caras. Si en cambio, el Gobierno opta por ir hacia un modelo más moderado y de centro, entonces los activos locales podrían ser una gran oportunidad en el mundo de mercados emergentes .

Los rendimientos de los bonos argentinos se encuentran en niveles muy altos. La parte corta de la curva argentina rinde por encima del 16% mientras que la parte más larga oscila con rendimientos del 14,5% hasta el 15,5%. Tanto la curva de ley local como la de ley internacional se muestra con pendiente negativa, lo cual indica señales de desconfianza hacia loa deuda argentina. En un mundo de tasas históricamente bajas, Argentina podría resultar una oportunidad. Sin embargo, analistas advierten que el posicionamiento en bonos argentinos resulta binario en relación a si el país opta por ir hacia un modelo como el de Venezuela o si en realidad busca una moderación.

Hoy el riesgo país se ubica un 34% por encima de los niveles posteriores al canje de deuda, De esta manera, está claro que con una caída del 27% en promedio desde que salieron a cotizar los nuevos bonos resultantes del canje, los bonos argentinos están muy castigados y podrían representar una oportunidad de compra más que interesante. Rendimientos del 16% no se consiguen en este mundo.

Las tasas en EE.UU. a 10 años se ubican en 0,85%. Los bonos investment grade rinden 2%, los bonos de mercados emergentes rinden 5,5% al igual que los bonos corporativos de alto rendimiento. Brasil debajo del 3% y Chile del 1%. Es decir, que Argentina podría ser una gran oportunidad.

El hecho de que Argentina rinda 16% y con bajas del 27% habiendo reestructurado recientemente hace que la caída histórica. Dicho de otro modo, y basándose en un estudio realizado por el banco de inversión Morgan Stanley, los bonos argentinos están entre los de peor performance en el mundo emergentes tras una reestructuración de la deuda. Para el momento de la publicación del informe, a finales de septiembre, los bonos solo caían 13%.

Hoy esa caída es del 28% en promedio. Solo Grecia tuvo una dinámica peor a la de los bonos locales tras su reestructuración de la deuda ya que dos meses después supo caer 50%.

Marcelo Blanco, especialista en deuda y ex CEO de Deustche Bank Argentina, participó de la reestructuración de deuda de Uruguay y Grecia y explicó que la situación actual Argentina es distinta a la de esos países a la vez que la situación para los bonos es binaria, pudiendo estar la renta fija local cara o barata en base a si Argentina decide ir hacia un populismo extremo o busca una moderación mayor.

Post canje de bonos de Grecia había cierta credibilidad en el Gobierno y el BCE intervino en el mercado con una compra muy fuerte. Lamentablemente, Argentina no tiene ese beneficio que sí tuvo Grecia ya que hoy hay desconfianza producto de las medidas aplicadas por del Gobierno. Aun así, por el cronograma de vencimientos no hay prácticamente riesgos de default en el corto y mediano plazo. Por ello creo que hoy hablar de default es apresurado ya que los bonos no se pueden considerarlo con un análisis de renta fija. , explicó.

A su vez, Blanco remarcó que “hoy los bonos cotizan más como si fuesen acciones. Esa posición de los bonos luce binaria. Si Argentina se convierte en Venezuela, será una pésima inversión. Si en cambio, vamos hacia algo más moderado, podría ser una de las mejores inversiones en los mercados emergentes. Esa es la visión que están teniendo los inversores actualmente. Hasta ahora, hemos visto signos de moderación en el ámbito judicial y cuestiones macro en las últimas decisiones. Sin embargo vemos que estamos en un derrape continuo y es preocupante lo que estamos viendo , explicó el consultor, ex Deustche Bank y flamante docente de la maestría en finanzas de UTDT.

Por su parte, Alejandro Kowalczuk, director de Asset Management de Argenfunds agregó que el presupuesto para 2021 no colaboró para que seveamos una estabilidad en los precios de los activos y que el futuro de los bonos dependerá de la orientación de las medidas que implemente el Gobierno.

El tema si estamos baratos o caros depende del sendero macro y político que decida llevar a cabo el Gobierno. El ministro Guzmán planteo que una señal al mercado era el Presupuesto  que se presentó al mercado luego de la gran emisión monetaria para hacer frente a la pandemia y cuarentena. Cuando se presenta el presupuesto, se presenta un déficit fiscal  primario del 4,5% del PBI  sobre un déficit total del 6%. Se proyecta mayores niveles de endeudamiento hacia adelante. Si en 2021 tiene un déficit de 4,5% y eso se replica hacia adelante hasta 2024 y 2025, si hoy no tenemos la capacidad de pago es esperable que para ese entonces tengamos un problema agravado del problema de la deuda y del déficit , afirmó.

Por otro lado, señaló que "un tema no menor que impacta sobre los bonos es el proceso de acumulación de dólares y reservas para que al final del día el Estado tenga las divisas necesarias para realizar el pago".

"En línea con esto también está la voluntad de pago, que siempre en Argentina se vuelve a hablar. Se pueden tener los recursos suficientes pero si en ultima instancia lo que esta en mente es no cumplir con dichos compromisos, entonces los bonos terminan cotizando a paridades de default . Toda esa serie de antecedentes y acciones que afectan o ponen en duda el derecho de propiedad privada está totalmente vinculado a esa voluntad de pago , remarcó Kowalczuk.

En línea con lo que advierte Blanco, el tema central hoy en día es saber si Argentina va hacia un modelo de Venezuela o uno más de centro. En el primer caso los bonos podrían seguir su dinámica negativa y en el segundo podrían representar una oportunidad de compra

Un experimentado operador de bonos de un banco local advirtió que si bien el no creía que podríamos ir hacia un modelo de Venezuela, el riesgo esta latente y termina siendo una percepción altamente subjetiva y política, factor que termina influyendo sobre los bonos.

Yo creo que no vamos hacia Venezuela. Sin embargo, es un riesgo a considerar. El Gobierno dio señales en que busca ese modelo, al intentar avanzar con Vicentin, no defender la propiedad privada, pelearse con los medios y con el poder judicial. Eso impacta en los bonos y por eso rinden lo que rinden. Ahora bien, yo creo que el modelo político y social es distinto al de Venezuela y por ello no creo que vayamos en esa línea. Si efectivamente Argentina no va hacia Venezuela, los precios de los activos podrían ser una gran oportunidad. En cambio, si el Gobierno se radicaliza hacia un modelo chavista, claramente estamos muy caros. Hoy el que opera en el mercado está haciendo esa apuesta. El que compra piensa que no somos ni seremos Venezuela y el que vende o se mantiene afuera, teme que Venezuela sea nuestro destino , alertó el trader.

Entre los bonos más riesgosos del planeta

Hoy Argentina cotiza entre los peores de su grupo, aún habiendo reestructurado la deuda y habiendo pateado los vencimientos hacia adelante. Las tasas de los bonos de Argentina están entre los más altos del planeta. Lejos de ser una buena noticia es una señal de desconfianza ya que cuanto mas alta la tasa, más riesgoso es el bono. Dicho de otra manera entonces, los bonos  locales están entre los mas riesgosos del mundo.

Juan Pablo Vera, jefe de Operaciones de Tavelli y Compañía señaló que el crédito argentino opera dentro de un grupo de países de alto riesgo: “A pesar de estar inmersos en nuestra atrapante coyuntura, los bonos locales operan en un entorno de títulos de similares características al menos desde la perspectiva del riesgo".

"Contra los pares crediticios es donde podemos ver nuestra verdadera performance, la relativa. Una manera de verlo en la práctica es compararnos frente a países de igual calificación de riesgo. Argentina hoy milita en la zona CCC+, donde también lo hacen Angola, Belice, Congo y Mozambique. Nuestros bonos se encuentran en el techo de la muestra junto a Belice. En la comparación con Angola, país con una curva de bonos mas o menos desarrollada, les llevamos 285 pbs. de diferencia de rendimiento. Si subimos apenas un escalón y miramos a Ecuador, esta diferencia se amplía a 400 pbs. Los precios son elocuentes del castigo al cual están expuestos nuestros bonos. Potencial de upside hay de sobra. Pero como siempre decimos, depende de nosotros , explicó Vera.

 

Tags relacionados

Más de Finanzas y Mercados

Noticias del día

Compartí tus comentarios