Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La ex BCRA Marcó del Pont criticó la inflación y el aumento en la fuga de divisas

A través de un informe de la fundación que preside la ex presidenta del Banco Central (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, criticó la marcha de la economía por "errores de diagnóstico, imprevisión y falta de coordinación". La que fue titular de la autoridad monetaria en el momento en que se impuso el cepo cambiario remarcó un aumento del 139% en la fuga de divisas, una suba del 73% del financiamiento intra sector público y previó una inflación del 43% para este año.
"La combinación de errores de diagnóstico, imprevisión y falta de coordinación en sus decisiones de política han tornado inviables todas las proyecciones macroeconómicas enunciadas al inicio de su gestión" reza el informe de agosto de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE).
Entre otros puntos, el informe de la fundación que dirige Marcó del Pont atacó la política anti inflacionaria del actual Gobierno. "Encerrada en un esquema ideológico que entiende a la inflación como un fenómeno meramente monetario, la conducción económica fue incapaz de anticipar la escalada inflacionaria que provocarían sus decisiones de política", explicó el informe de la ex funcionaria que afirmaba que la emisión monetaria no causaba inflación. "Aún si se verifica una desaceleración fuerte durante el último trimestre del año, la inflación se ubicará en torno al 43% anual", previó.
"En cuanto a la inversión, que se ha enunciado como el objetivo general de la política económica, el marco de incentivos vigentes en la economía argentina sigue privilegiando la inversión financiera por sobre la productiva", criticó la FIDE.
"El ritmo al que crece el endeudamiento externo –alrededor de 36.000 millones de dólares hasta julio– constituye otro fenómeno que debe ser seguido con atención, habida cuenta de que no se está traduciendo en una mejora de la capacidad de repago de la economía argentina. Por el contrario, la última información del BCRA ratifica que la creciente deuda en moneda extranjera tuvo como correlato un aumento del 139% en la fuga de capitales", añadió.
El informe se detuvo, incluso, en el intento del Ministerio de Hacienda por usar reservas para pagar deuda, abortado desde el BCRA. "Después de haber denunciado durante años esta política, sin sonrojarse, propuso emitir una letra a 10 años que reproduce las mismas condiciones de emisión efectuadas durante la gestión kirchnerista. La única diferencia sustancial es que durante esos años tal operatoria se utilizó con el fin de desenduedarse."
Por último, el informe de FIDE atacó el atrás cambiario, el endeudamiento y predijo que el PBI se contraerá 2,7% este año. "La devaluación del peso, con todos los daños que ocasionó, se vio licuada en términos reales. El tipo de cambio real multilateral de fin de julio fue un 1,5% más bajo que el de diciembre de 2015 y desata nuevos reclamos por ‘atraso cambiario’", dijo.
"El endeudamiento público y privado está creciendo a un ritmo que no parece sostenible. En sólo seis meses se incrementó en 8% del PBI. La recesión derivará en una caída del PBI del 2,7% para este año."