Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La duda sobre la cuestión fiscal afecta la expectativa de inversores

Aciertos: Lo más importante sin dudas fue la salida del cepo cambiario, la resolución del conflicto con los holdouts y las señales contundentes de cambio, que harán posible la llegada de inversiones externas e internas. En el primer caso, la salida fue rápida y profunda, con un éxito significativo; mientras que la salida del default no sólo permitió dar fin a un problema muy complejo, sino que resultó una señal contundente de gobernabilidad. El tercer acierto está íntimamente relacionado con los dos anteriores, pero también, con una política clara de cara al exterior, que se vio materializada con las visitas de presidentes de países claves. Esta nueva política internacional genera efectos comerciales, de inversión y abre una apertura impensable en los últimos años.
Desafíos: Por un lado, el gobierno no logró tener resultados positivos en la población en términos de inflación y reactivación, una cuestión lógica dada la magnitud de los problemas y el corto tiempo que ha tenido. Se deberá modificar la dinámica y acelerar el ritmo para comenzar a movilizar la maquinaria del Estado Nacional en pos de la actividad. Por otro lado, no pudo despejar todas las dudas respecto la sustentabilidad de su estrategia de solución de los problemas heredados. El principal interrogante es la cuestión fiscal, que pone en jaque la consistencia del programa económico, tiene consecuencias sobre las expectativas de inversores y ralentiza la llegada de inversiones financieras y reales.