U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

La duda en la City: qué hará el Central si el dólar quiebra la banda inferior

Pese a que la autoridad monetaria está habilitada para comprar divisas en caso que se quiebre dicho límite inferior, los analistas recuerdan que no está obligado. La decisión que adopte tiene distintas lecturas en el mercado.

La duda en la City: qué hará el Central si el dólar quiebra la banda inferior

En las últimas ruedas financieras el precio del dólar coquetea con el piso inferior de la banda. La primera conclusión a la que llegan los analistas en las mesas de cambio es el éxito cortoplacistas del sistema de bandas implementadas por el Central. Cuando se implementó, la duda que surgía era si el BCRA tendría suficiente poder de fuego para frenar una fuerte escalada del dólar cuando el precio superara el límite superior de la banda. Sin embargo, ahora la duda es totalmente la opuesta y en la City los hombres de negocios se preguntan: ¿Qué hará el Central si el dólar quiebra la banda inferior?

La zona de no intervención fue delimitada, al comienzo de este sistema, entre $ 35 y $ 45 por dólar y se ajusta a una tasa de 3% mensual hasta fin de año y se recalibra al comienzo del año próximo.

Si el peso se aprecia hasta perforar los $ 35, la autoridad monetaria puede comprar reservas internacionales y decidir según las condiciones de la economía cuánto esterilizar dichas compras. Se trata de la única excepción al objetivo de agregados.

“El dólar opera con la menor brecha (del orden del 2%) respecto a la base de la banda establecida. En consecuencia, las preguntas comienzan ya a focalizarse en que hará el BCRA si cruza este nivel”, indicó Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones.

“De caer el precio de la divisa por debajo podrá tener la opción de comprar hasta u$s 150 millones diarios, pero no la obligación”, recordó Corujo y ahí es donde se abre el interrogante sobre el accionar del Central. “La decisión que tome de seguro será leída por el mercado, en un marco que hasta ahora –y vencido el primer mes de vigencia- el nuevo esquema de política monetaria viene acumulando señales positivas, reflejando cierta credibilidad”, agregó la analista.

“En el primer mes de vigencia del esquema de control de agregados monetarios con bandas cambiarias, el BCRA debía cumplir con un objetivo de base monetaria de $ 1.271 billones (promedio mensual) y lo sobrecumplió por $ 19.000 millones. Las bandas cambiarias tuvieron una buena performance y el tipo de cambio se acercó al piso inferior de $ 35”, sostuvo Miguel Kiguel, director de Econviews.

Tranquilidad y estabilidad

En las mesas de operaciones se ven caras más distendidas en comparación con meses atrás. Sin embargo, la cautela sigue presente y algunos operadores prefieren esperar un tiempo más prudencial para evaluar la gestión actual al frente de la autoridad monetaria.

 

“En un escenario de tranquilidad y sin las tensiones del mes de septiembre que llevaron los precios a los máximos históricos, la cotización del dólar se va adaptando gradualmente al manejo de las variables monetarias que realiza el Banco Central”, explica Gustavo Quintana de PR Cambios. En este sentido agrega: “La sintonía fina ejecutada desde la autoridad monetaria ajustando la tasa de interés en pesos con leves correcciones hacia abajo van impactando suavemente en la evolución del tipo de cambio, pero sin los saltos bruscos que en otros momentos alentaron situaciones de incertidumbre e inestabilidad cambiaria”.

En la jornada del martes el dólar en la city porteña no se negoció debido al feriado por el Día del Bancario. Por su parte, el lunes el dólar se recuperó de la caída del viernes pasado y comenzó la semana con una moderada suba que lo acomodó sobre el final en los $ 35,65 en el mercado mayorista, dieciséis centavos arriba de los valores registrados en el cierre del viernes pasado.

En la rueda del jueves el dólar experimentó el primer retroceso de la semana en el segmento mayorista y quedó sobre el final en los $ 35,50, diecisiete centavos debajo del cierre de ayer.

La divisa norteamericana operó con franca tendencia declinante desde el inicio de la jornada y con los precios cayendo con escasas interrupciones que no se transformaron en recuperación de la cotización, destacaron en las mesas de operaciones.  “Las órdenes de venta instaladas desde el comienzo de la rueda fueron impactando en la evolución de los precios que fueron perdiendo la ganancia de los días anteriores”, indicó Gustavo Quintana.

“La ecuación de oferta y demanda del mercado de cambio es hoy completamente diferente a la de meses atrás. No obstante, entendemos que aún falta desarmar stock de Lebacs (otra licitación con ese objetivo llegará el 20 próximo) y que será una nueva prueba para el sistema, en especial en estos niveles de tipo de cambio. No sabemos a ciencia cierta que está pensando Sandleris, pero no descartamos que quizás no salga a intervenir en el primer momento que cruce la banda. Tiene otras opciones”, finalizó Corujo.