La debilidad del Nasdaq, ¿anticipa algo?

Tras la aprobación del proyecto de reforma fiscal presentado por Donald Trump en el senado, el último fin de semana, la cual implicará un aumento del déficit presupuestario de u$s1.5 billones hacia la próxima década, con fines de fortalecer la actividad económica, Wall Street una vez más ha extendido las ganancias y en la sesión del pasado lunes se alcanzaron nuevos registros históricos para los índices Dow Jones y SP500, a pesar que desde entonces estos han practicado una toma de ganancia.

Dado que la bolsa estadounidense ya acumula a la fecha una ganancia considerable en lo que va del presenta año, la cual a su vez se acumula a las ganancias obtenida años previos, resulta razonable que confirmada la noticia, esta sea utilizada por los traders como una oportunidad para tomar, al menos en parte las ganancias acumuladas y es a partir de ello que podemos de algún modo explicar este recorte del mercado estadounidense desde los máximos de comienzo de semana.

Sin embargo, lo que sí resulta llamativo en todo este contexto es el comportamiento de debilidad que comenzó a mostrar el índice tecnológico Nasdaq, que con la volatilidad que lo caracteriza, no ha podido sostenerse en zona de máximos y desde finales del mes de octubre viene mostrando cierta vulnerabilidad.

Sin ir más lejos, como se aprecia en la siguiente gráfica, si tomamos como referencia el comportamiento desarrollado en las últimas seis semanas por los principales índices de la bolsa estadounidense, observamos que el Dow Jones ha acumulado una utilidad del 3%, el índice SP500 por su parte avanza un 2%, sin embargo el índice tecnológico Nasdaq100 registra un retroceso del 0.5%.

Obvio que esta debilidad del índice tecnológico, de algún modo expresa la debilidad de muchas de las principales empresas que lo componen, las cuales en las últimas semanas han hecho caso omiso a la euforia planteada por Wall Street y han venido perdiendo terreno, tal cual se refleja en la siguiente gráfica.

La pregunta que surge de esta observación básicamente va asociada a qué debe darle mayor transcendencia el inversor y el trader en vista a las próximas semanas y los próximos meses, si es a fortaleza que vienen mostrando los índice Dow Jones y SP500, entendiendo que el avance de este mercado continuará extendiéndose hacia adelante, buscando objetivos cada vez más ambiciosos o si por el contrario debemos alertarnos ante la respuesta del índice tecnológico Nasdaq de estas últimas semanas, donde se lo vio mucho más vulnerable y quizás con posibilidades de anticipar el inicio de una toma de utilidades mayor hacia adelante, que más temprano que tarde se terminaría de trasladar el resto de los índices.

Lo concreto es que aún resulta prematuro adoptar una posición, aunque como ya hemos venido advirtiendo en otras oportunidades, que dada verticalidad que ha tomado el avance de la bolsa de Estados Unidos en el último tiempo y los niveles de saturación de sobrecompra que muestran muchos indicadores, todo indicaría que el inicio de una corrección madura para este mercado y en ese sentido, quizás la debilidad que ha venido mostrando el índice tecnológico Nasdaq en este contexto de optimismo y euforia para los otros índices, termine siendo una señal de que nos encontramos cada vez más cercanos a ese ajuste que tanto se proyecta para este mercado, pero que hasta el momento no ha logrado materializarse. Veremos…

CICLO DEL NASDAQ QUE NOS PONE EN ALERTA

Una de las bases del análisis técnico es considerar que los mercados presentan patrones de comportamiento repetitivos en el tiempo y de allí la famosa frase “La historia se repite .

Estamos entrando al mes de diciembre del años 2017 y al observar el mapa histórico del accionar desarrollado por el índice Nasdaq100 desde su nacimiento en el año 1985, observamos que el gran bull market (mercado alcista) que ha tenido este mercado en la década del ´90, que finalizó con la burbuja

tecnológica, tuvo una duración de nueve años. En concreto, el índice marca un piso correctivo en el año 1990, cuando se desata la guerra del Golfo y desde entonces sube nueve años ininterrumpidos. Tras ello, si bien en el año 2000 registra un nuevo máximo hacia el mes de marzo, fue desde entonces que se desata una corrección importante que durará tres años hacia adelante.

Lo interesante del caso es que si tomamos de referencia el piso que marca este índice en el año 2008, tras la crisis sub-prime, desde entonces el Nasdaq100 crece una vez más durante nueve años consecutivos a los máximos alcanzados este año.

Una vez más, al observar el nivel de sobrecompra que trae este mercado y al igualarse una referencia histórica como la señalada, si bien no podemos aun aventurarnos a anticipar un cambio de tendencia o fin de ciclo, ya que de hecho aún no existe evidencia técnica alguna que pueda corroborar esta alternativa, sí debemos decir que la condición eleva nuestro llamado de atención y al menos nos pone en estado de alerta. Veremos…

Tags relacionados

Más de Finanzas y Mercados