La competencia entre los bancos digitales y las apps financieras ahora pasa por achicar el spread

No sólo el dólar barato ayuda a ganar clientes: también una menor diferencia entre la cotización vendedora y la compradora. Esta semana Brubank apeló a una jugada inédita: redujo la brecha a cero.

El segmento de las finanzas digitales sabe acomodarse rápidamente a los ritmos que marca el mercado. Y, en lo que muchos ven desafíos, logra encontrar oportunidades de crecimiento. 

Ahora, en pleno cepo light, con el rulo y el puré en la cabeza de la mayoría de los ahorristas, las apps que comercializan dólares parecen haber comprendido que no basta con ofrecer una cotización un poco más barata para la compra de lo billetes como para fidelizar a la competencia. Y, en un mercado cada vez más competitivo, la tendencia parece apuntar a reducir la brecha entre ambas puntas.

El famoso spread, o sea la distancia entre la cotización para la venta y la de la compra de la moneda estadounidense, puede llegar hasta los $ 5 en la mayoría de las entidades tradicionales. 

En una jugada inédita, el banco digital Brubank puso hoy el mismo precio para la compra que para la venta. 

Fuentes de la entidad aseguraron que fueron el primer banco en la historia en animarse a eliminar la diferencia. Otras instituciones acostumbraban a quitar el spread pero con una comisión a cambio. Esta fue la primera vez que los clientes pudieron comprar y vender al mismo precio, sin tener que pagar ningún "fee"

No es la primera vez que se animan a una acción de pricing para ganar clientes. En julio último, antes de la enorme suba de tasa de Leliq post PASO, había llevado el rendimiento anual de los plazos fijos a 65%.

La iniciativa del banco de Bruchou llega días después del lanzamiento de Naranja X, la fintech de la cordobesa, que entre otras cosas, permite comprar dólares, con una difrerencia mínima entre ambas puntas. Así el "dólar Naranja", que también opera 24/7, cerró la semana a $ 56,90 para la compra y $ 59,60 para la venta, con 30 centavos de diferencia entre ambas operaciones. 

Aunque Naranja X no opera como banco, tiene el respaldo del Grupo Financiero Galicia y el caudal de 9 millones de usarios de Tarjeta Naranja, como fuerza inicial. Por lo que la competencia en este segmento se volverá cada vez más agresiva. 

Otros players se sumaron recientemente para pelear por el ahorrista que compra divisas. Por ejemplo, Invertir On Line, lanzó esta semana su aplicación Dolar IOL, que promete un tipo de cambio bastante menor al oficial y una diferencia entre ambas puntas que no llega a $ 2. 

Tags relacionados
Noticias del día