Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La caída de los rendimientos de bonos argentinos lidera la región

Las tasas locales son las que más bajan en el año. Analistas consideran que seguirán cayendo a lo largo del año, en especial en el caso de los bonos cortos

La caída de los rendimientos de bonos argentinos lidera la región

Pese a la fuerte volatilidad que sufrieron los mercados internacionales en lo que va del año, América Latina reflejó una importante caída en los rendimientos de su deuda soberana durante los últimos seis meses, y la Argentina demostró ser el destino más atractivo para los inversores.

El avance de los precios en los bonos latinoamericanos, por una mejora en los términos de intercambio y un retorno del apetito inversor por ciertos mercados emergentes bajo un esquema de tasas de interés bajas, explica que la región haya percibido un recorte de 166 puntos básicos en sus rendimientos desde diciembre de 2015, sostuvo un informe de Quantum.

Sin embargo, la disminución en el rendimiento promedio argentino fue de 275 puntos básicos para el bono a 10 años, "asociado además a condimentos propios del cambio de Gobierno y una caída mayor en relación al punto de partida inicial", evaluó la consultora en un informe reciente.

De acuerdo a sus cálculos, esta compresión de spreads tuvo un impacto en el tramo largo de la curva que implicó ganancias de capital del 20% entre el 10 de diciembre de 2015 y el 14 de julio.

De hecho, los analistas del mercado consideran que el país puede acercarse aún más al resto de los países de la región, generando importantes ganancias en el resto del año.

Por ejemplo, el bono de 10 años de Brasil se opera en el mercado con un rendimiento de 4,75%, mientras que el título de Argentina con igual vencimiento está en 6,25% – la brecha respecto al país vecino es de 150 puntos básicos.

"Creo que en el mediano plazo ese spread debería ser de 100 puntos básicos. Pero esa convergencia puede llevar tiempo y va a depender principalmente de que se recupere el crecimiento hacia fines de año. En la parte corta de la curva quizás hay más espacio para spreads más bajos", dijo Daniel Chodos, director de Credit Suisse.

Teniendo en cuenta que el bono de Brasil 2017 tiene un rendimiento de 0,9% mientras que el Bonar 2017 o el Global 2017 reflejan un rendimiento por arriba del 3%, – es decir, más de 200 puntos básicos por arriba de Brasil –, especialistas consideran que esos bonos se pueden beneficiar en el corto plazo por los potenciales flujos del blanqueo. Los fondos de inversión en inmuebles o infraestructura podrían volcar ese dinero en estos títulos durante el primer año y los inversores se ahorrarían el 10% de penalidad.

"El optimismo de los inversores globales por Argentina sigue vigente y los diferenciales de tasas del país con respecto a otros países de América Latina son elevados", concordó Lorena Reich, responsable de Research & Estrategia de AdCap. En este sentido, considera que las oportunidades están en inversiones de emisiones con tasa en pesos, "para aprovechar las altas tasas locales y la relativa estabilidad del tipo de cambio", como también en los instrumentos en dólares, tanto en bonos soberanos como provinciales.

"Las tasas de interés en el mundo estarán bajas por un tiempo largo, por lo que va a haber apetito por el riesgo. Y Argentina es el país de la región con mejores perspectivas. Todavía estamos penalizados por haber sido un país catalogado como defaulteador serial", dijo Marcelo Elbaum, director de inversiones de Maxinver, que espera una caída mayor de spreads.