La brecha cambiaria ya cayó 30 puntos desde sus máximos, pero continúa por encima de 75%

Pese a esta abrupta caída, la diferencia entre la cotización mayorista y el CCL se mantiene en torno al 85%, mientras que la brecha con el dólar blue permanece apenas por debajo del 110%. En el mercado, dudan de la sostenibilidad de este recorte.

La brecha cambiaria se ha convertido en una suerte de obsesión para el Gobierno. Es que la amplia diferencia que persiste entre las cotizaciones "libres" del dólar y el precio mayorista de la divisa mantiene frenada a la economía, pospone exportaciones, anticipa importaciones y aumenta las expectativas de una devaluación. Es por ello que el Ejecutivo no ha ahorrado en maniobras para reducirla.

De la mano de "manos amigas" que fortalecen la oferta en el mercado paralelo y pedidos a los agentes de liquidación y compensación (ALyCs) para que no operen contado con liquidación (CCL) ni dólar MEP, el Gobierno logró recortar la brecha en más de 30 puntos porcentuales (p.p) en menos de dos semanas. Pese a ello, la diferencia entre la cotización mayorista y el dólar MEP se mantiene en torno al 77%, con el CCL ronda el 85% y con el dólar blue se mantiene apenas por debajo del 110%.

La brecha entre el dólar mayorista con el paralelo y con el financiero se había recalentado desde el pasado 15 de septiembre, fecha en la que el Banco Central (BCRA) anunció las últimas restricciones cambiarias. En el caso del CCL no dejó de ampliarse hasta el pasado 22 de octubre, cuando alcanzó un 131,89%, unos 61 p.p. por encima de la diferencia que se observaba cuando se realizaron los anuncios. En el del paralelo, la brecha llegó a duplicarse, al pasar de 74,23% a mediados de septiembre a un máximo de 149,58% el 23 de octubre.

En el mercado, aún desconfían de la duración de esta paz cambiaria que permitió reducir la brecha

En el mercado, aún desconfían de la sostenibilidad de esta reducción. Matías Rajnmerman, economista jefe de Ecolatina, considera que "el dólar paralelo sigue estando caro, dado que sigue afectado por mucho ruido". Pese a ello, explicó: "El problema es que además de mucha incertidumbre hay mucha liquidez, con lo cual creo que si bien la caída puede durar unos días más, en unas semanas o al menos en el mediano plazo, la brecha va a recuperar terreno. ¿Se puede reducir un poco más? Sí. Pero no como algo estable. También el dólar oficial puede acelerar el ritmo de suba, por lo que la brecha se seguiría acortando por más que las cotizaciones suban".

Para el economista Javier Marcus, en tanto, "la pax cambiaria puede continuar por efecto de un grupo de señales, como la licitación de bonos en dólares, el anuncio del límite de adelantos transitorios, o la intervención de la ANSeS o el BCRA en bonos, junto a ciertas medidas del ámbito de lo político que muestran racionalidad peronista, como los casos de Guernica o Etchehevere". Sin embargo, aseguró que para que continúe falta que ocurra una novedad que reprenste un shock, como puede ser un acuerdo con el FMI o con China para que ingrese dinero fresco.

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios