Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La bolsa de Brasil se mira en el espejo de la Argentina bursátil del 2012

En dólares, el índice brasileño sube 86%. Petrobras, 208%. La escalada responde en gran medida a la expectativa de un cambio político en las presidenciales del 2018

La bolsa de Brasil se mira en el espejo de la Argentina bursátil del 2012

Uno de los mercados que mayor atención ha atraído en los últimos años, y en particular en este 2016, ha sido el mercado bursátil brasileño con el Bovespa como índice principal de la bolsa de San Pablo. Castigado por la crisis política, económica y social, el índice en dólares de Brasil (iShares MSCI BrazilCapped ETF-EWZ) ha entrado en un bear-market (mercado bajista) desde 2010 llegando a perder cerca de un 75% desde 2010 cuando supo valer 81 dólares.

En el medio, Brasil pasó de ser el favorito por los principales inversores referentes de mercados emergentes, a la paria del mercado, desechado y despreciado por la mayoría de los participantes e inversores a nivel global.

La corrupción relacionada con el conflicto de Petrobras, la suba de inflación en los últimos años, combinada con una importante caída de la actividad a nivel local, se conjugaron para generar la fuerte baja de las acciones brasileñas, las cuales se potenciaron por un escenario global de debilidad en contra de los emergentes producto de la baja en los precios de las materias primas y la suba del dólar a nivel mundial.

Dentro de este contexto, las calificadoras de riesgo rebajaron la calificación crediticia del país vecino y la sacaron del grupo de mercados selectos con grado de inversión. Finalmente, en 2016 el parlamento brasileño aprobó en abril el proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, extendiendo la incertidumbre.

Desde abril, el EWZ subió hasta un 18% en términos de dólares y acciones como Petrobras han trepado un 21%. De todos modos, la especulación con una recuperación económica y un cambio político en Brasil no es nuevo y es, de hecho, previo a la confirmación del juicio político, algo que puede apreciarse en la evolución de las acciones en lo que va de 2016.

Justamente Petrobras ha subido desde comienzo de año un 208% en dólares, la minera Vale muestra un alza de 138% en 2016, los bancos Itau (ITUB) y Bradesco (BBD) suben desde comienzo de año un 92% y 138%, Compañía Siderúrgica Nacional (SID) acumula un avance del 325% y Gol líneas aéreas un 580% en términos de dólares. En resumen, el índice en dólares de Brasil (EWZ) sube en 2016 cerca de un 86% y es uno de los mercados con mejor performance a nivel global.
Si bien la suba actual es positiva, aún es muy prematuro sugerir un piso de mercado de largo plazo aunque existen hoy en día señales que pueden permitir especular con alzas mayores de cara al largo plazo.

Este avance es importante y muestra subas extraordinarias en términos porcentuales justamente porque la caída de los últimos años había sido muy exagerada. A su vez podemos decir que,desde el punto de vista técnico, el avance desde comienzo tiene características tendenciales y ante posibles ajustes (que seguro vendrán), éstos serán entendidos como una oportunidad de compra.

Ahora bien, dejando un poco de lado el argumento técnico, gran parte de la suba actual esta relacionado con una especulación de cambio político el cual se dará en 2018 con las elecciones presidenciales y consiguiente cambio de gobierno. Hoy muchos inversores están mirando las acciones de Brasil con objetivos de cara a 2018 y estudian de reojo lo que ocurrió en Argentina a partir de 2013 luego de las PASO, cuando el FPV perdió las elecciones y las posibilidades de re-reelección quedaron truncadas y que un cambio político era inevitable. El Merval se septuplicó en pesos y se triplicó en dólares, mientras que el EMBI paso de 1300 puntos a niveles debajo de los 450 puntos.

En las mesas de dinero argentinas en 2012 se compraban acciones y bonos locales con un objetivo a 2015. Muy probablemente eso comience a ocurrir en Brasil. Dada la coyuntura política, económica y social en Brasil, las chances de que el PT vuelva a ganar las elecciones son realmente bajas y las probabilidades de que un gobierno más cercano a los mercados vuelva al poder suena como más probable.

La pregunta clave a hacerse es, entonces, si es el momento para hacer un trade a mediano plazo a Brasil, arriesgándose a correr una elevada volatilidad pero con un potencial enorme, ya sea en acciones como en renta fija. ¿Estará Brasil transitando un momento similar al vivido en Argentina cuando el Merval en dólares se ubicaba debajo de 300, el Merval en pesos en 2.100 y el riesgo país por encima de 1.200 puntos?

Sabiendo que hoy el Merval en dólares se encuentra en niveles de 1000 puntos, en pesos 15000 puntos y el riesgo país debajo de 450 puntos, resulta más que interesante detenerse en la cuestión.
El precio de las acciones brasileñas, la suba del riesgo país, el negativismo de la sociedad, el deterioro económico y los problemas políticos y de popularidad de sus gobernantes son indicadores que acercan a dicha comparación. El paralelo podría cobrar fuerza en los próximos meses.