Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La baja del petróleo y la desaceleración de China presionan con fuerza a Wall Street y las bolsas de Europa

El Dow Jones caía más del 2 por ciento y los índices europeos cerraron con bajas generalizadas. Otra vez se desplomó la bolsa griega.

La baja del petróleo y la desaceleración de China presionan con fuerza a Wall Street y las bolsas de Europa

Una nueva caíuda del petróleo y renovados datos sobre la desaceleración de China presionaban con fuerza a las bolsas internacionales: cerca del cierre, los índices de Wall Street caían alrededor del dos por ciento, tras una baja generalizada en las bolsas europeas.

Pasada la media rueda, el principal indicador de la bolsa norteamericana, el Dow Jones,  caía un 2,09%  hasta las 15.866,93 unidades; el más amplio S&P 500 bajaba un 1,86% hasta los 1.844,99 puntos y el tecnológico Nasdaq, un 2,32% hasta los 4.261,74 enteros.

Antes, el DAX alemán perdió un 3,30%, con una de las bajas más pronunciadas entre las caídas que mostraron los principales índices europeos. Los desplomes más grandes, exceptuando a Grecia, los registraron el MIB italiano, (4,69%), el IBEX 35 de Madrid (4,4%) y el OMX sueco (4,22%), pero también anotaron pérdidas el FTSE británico (2,71%); el CAC parisino (3,2%), el SM suizo (2,52%) y el AEX holandés (3,22%).

En Grecia, al mal clima general se sumaba la incertidumbre de una renovada crisis política que provocó un dedplome del 7,87% en el ATG.

Las bolsas de Asia, en cambio, no llegaron a recibir la tendencia vendedora y mostraron mayoritariamente subas: del 1,1% en el caso del Nikkei de Tokio y del 0,55% en el Hang Seng de Hong Kong.

Commodities

El oro, en tanto, subía a 1.189,5 dólares la onza, mientras el dólar ganaba terreno frente al euro, que se cambiaba a 1,1120 dólares. 

Los mercados estaban pendientes de un nuevo descenso del precio del petróleo: el barril de Texas bajaba un 2,17 % y cotizaba a 30,22 dólares, mientras que el crudo Brent retrocedía un 1,35 % y cotizaba a 33,56 dólares.

Según la visión de Terry  Sandven, jefe de estrategias en la firma estadounidense Bank  Wealth Management, “las acciones están en una situación en la que reaccionan muy rápido, con una tendencia bajista a corto plazo”. “Necesitamos que el petróleo se estabilice para que brinde cierta confianza a los inversores, en parte porque hasta cierto grado, el estrés de los inversores es alto, la visibilidad de las ganancias es baja y los fundamentos del mercado continúan débiles”, añadió.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar