Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La Unión Europea vetó fusión entre bolsas de Londres y Frankfurt

La Unión Europea vetó fusión entre bolsas de Londres y Frankfurt

La Comisión Europea (CE) vetó ayer la fusión entre las empresas gestoras de las plazas bursátiles de Londres y Frankurt tras evaluar que el acuerdo podría dañar la competencia, dada la combinación del poder de mercado de ambas compañías.

Los reguladores de competencia de la Unión Europea (UE) bloquearon la propuesta de fusión entre Deutsche Boerse y la Bolsa de Londres (LSE), como estaba previsto y luego del quinto intento -tres públicos y dos informales-, al evaluar que la iniciativa habría crearía la bolsa más grande de Europa y un consiguiente monopolio de facto en los mercados para los instrumentos de renta fija.

"Puesto que las partes han fracasado a la hora de ofrecer las soluciones requeridas para abordar nuestras preocupaciones de competencia, la Comisión decidió prohibir la fusión", aseguró la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

En tanto, el grupo London Stock Exchange (LSE), gestor de la Bolsa de Londres, y su homólogo en Frankfurt, el Deutsche Börse, rechazaron las exigencias de Bruselas para evitar un monopolio, informaron Reuters y EFE.

La operación, valuada en 29.000 millones de euros y anunciada en marzo y aprobada por LSE y Deutsche Börse en julio del año pasado, es el tercer intento fallido formal de las compañías por fusionarse después de que Bruselas ya rechazase las propuestas que hicieron en 2000 y 2005.

La UE precisó que exigió una desinversión puesto que el compromiso ofrecido por las compañías de ceder LCH Clearnet -el negocio de contrapartida central de LSE en Francia- por sí solo no era suficiente para garantizar la competencia en el mercado de instrumentos de renta fija.

Por otra parte, en Bruselas preocupa en general que los negocios denominados en euros, especialmente los de liquidación y los de servicios de depósito central de valores, se concentren en Londres tras la concreción operativa del Brexit, puesto que quedarían fuera del ámbito de supervisión comunitario.
 

Vestager, sin embargo, negó que estas inquietudes hayan influido en su decisión al apuntar que "Reino Unido es parte de la UE hasta que deje de serlo, lo que significa que es parte de la legislación y revisión de fusiones como cualquier otro Estado de la UE; Bruselas revisa cualquier operación con impacto en el mercado europeo, independientemente del origen de las empresas".