Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La UIF creó sistema especial para facilitar el trámite del blanqueo en los bancos

Crearon un reporte de operación sospechosa especial para el blanqueo. Sólo deberá usarse cuando tengan sospechas de que el dinero no surge de evasión fiscal

Con la intención de diferenciarse cada vez más del último blanqueo, lo que en definitiva significa apostar a obtener una mayor adhesión, la Unidad de Información Financiera (UIF) modificó el concepto de operación sospechosa para que los bancos que reciban exteriorización de bienes puedan determinar si el origen de los mismos es ilícito. En el blanqueo anterior, que duró de 2013 a 2015, lo bancos privados reportaban cada exteriorización como sospechosa de lavado, por temor a quedar sujetos a consecuencias penales en caso de que alguno de sus clientes moviera dinero de un delito precedente, por eso casi todo se declaró en el Banco Nación.
La UIF reglamentó ayer, por medio de una resolución publicada en el Boletín Oficial, los procedimientos que deberán seguir las entidades para detectar operaciones sospechosas de lavado de dinero, en el marco del blanqueo de capitales. Los bancos deberán implementar un sistema de gestión de riesgos acorde al "Sistema voluntario y excepcional de declaración de tenencia de moneda nacional, extranjera y demás bienes en el país y en el exterior" en caso de detectar operaciones sospechosas que fueran realizadas por sus clientes hasta el 31 de marzo de 2017.
El reporte de operación sospechosa especial, denominado "ROS SF (sinceramiento fiscal)", deberá ser "debidamente fundado y contener una descripción de las circunstancias por las cuales se considera que la operación tiene carácter de sospechosa y revelar un adecuado análisis de la operatoria y el perfil del cliente".
En la City coinciden en que la UIF "está dejando bastante en claro" que busca diferenciar los fondos que pertenecen a una evasión fiscal clásica de los provenientes de negocios del narcotráfico, trata de personas, terrorismo o cualquier otra actividad delictiva.
Desde un banco de capitales extranjeros informaron que el instructivo cumple con todos los requisitos del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y que se trata de un "perdón fiscal".
"No hay normativa nueva de la UIF, excepto una resolución por los ROS. Lo que hay es una ley nacional y un decreto reglamentario. Desde el punto de vista legal y técnico, está bien; desde el punto de vista instrumental, tiene algunas contramarchas, pero nada que impida el desarrollo del tema", informaron en estricto off the record.
Según Martín Ghirardotti, socio de Lisicki Litvin & Asociados, se reglamentó un sistema de gestión de riesgos tendiente a tratar adecuadamente el régimen de sinceramiento fiscal: "La resolución prevé la emisión de un reporte especial de operación sospechosa y excluye de ser informado al delito de evasión tributaria". Al mismo tiempo, comentó que esto ayuda a "tranquilizar a la gente que va a blanquear" y a los bancos "al momento de distinguir el origen de los fondos".
Las entidades deberán analizar el Perfil del cliente, que estará basado en la información y documentación relativa a la situación económica, patrimonial y financiera; también las Operaciones Inusuales, aquellas realizadas en forma aislada o reiterada, sin justificación económica y/o jurídica, ya sea porque no guardan relación con el perfil económico, financiero o patrimonial del cliente; y las Operaciones Sospechosas, que son las que, habiéndose identificado previamente como inusuales, exhiben dudas respecto de la autenticidad, veracidad o coherencia de la documentación presentada por el cliente.
La UIF también informó ayer que renovó acuerdos de intercambio de información con sus pares de América latina; firmó memorandos de entendimiento con sus pares de Chile, Paraguay y Panamá. De hecho este es un marco internacional nuevo, ya que durante el blanqueo anterior no existían estos lazos.