Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Lebac fue la inversión preferida: dejó ganancias de 10% en dólares

Los bonos del BCRA ofrecieron una inversión sin riesgo, que fue adoptada por pequeños ahorristas y grandes corporaciones para proteger su capital de la inflación.

La Lebac fue la inversión preferida: dejó ganancias de 10% en dólares

El año financiero que termina supo de extremos: combinó devaluación con atraso cambiario, default con emisión de deuda en los mercados internacionales, tasas de interés históricamente altas que luego sufrieron con un recorte mayor a los 10 puntos y escasez de emisiones en pesos con construcción de una curva de deuda a largo plazo en moneda local. En ese contexto, los inversores tuvieron que tomar decisiones para preservar su capital y, en el mejor de los casos, obtener alguna renta. A esta altura del año, hay quienes saben que hicieron un buen negocio mientras que otros todavía se arrepienten por haber entrado tarde o abandonado la posición demasiado pronto.


Sin dudas, en 2016 las Lebac fueron el instrumento preferido, no solamente por los grandes inversores (como los bancos) sino también por los pequeños ahorristas, que migraron de los tradicionales plazos fijos hacia las Letras emitidas por el Banco Central (BCRA). Los rendimientos de las Lebac a 35 días alcanzaron el 38% nominal y se mantuvieron muy altos durante buena parte del año, lo que la convirtió en una de las mejores inversiones de 2016. "La inversión que ganó en el año es el carry en pesos vía Lebac, que le terminó ganando al dólar", sintetizó Leonardo Chialva, director de Delphos Investment.


Las Letras del BCRA dieron ganancias promedio de 35% en pesos durante este año. "Su rendimiento duplicó al de la renta variable local en promedio, si bien quedó unos 5 puntos porcentuales por detrás del Merval tradicional", dijo Juan Pablo Vera, director de operaciones de Tavelli y Cía., al comparar las Lebac con el mercado de acciones. "Si bien hubo algunos bonos en pesos que las superaron en rentabilidad, creo sin dudas que la mejor inversión del año fue la Lebac a 35 días y su renovación o roll-over. Esto no se debe solo a su mayor rendimiento sino también a su status de activo libre de riesgo por ser emitido por el BCRA, lo que anula la volatilidad que sí tuvieron, por ejemplo, los títulos atados al CER", agregó.


Lucas Gardiner, de Portfolio Personal, completó: "El tipo de cambio se movió poco, por lo que las Lebac ganaron por encima de un 10% en dólares. Es un retorno muy importante en comparación con lo que sería el rendimiento de un bono tan corto en dólares".

Otras alternativas

En el mercado local, el índice Merval avanzó un 40% este año y varias compañías mostraron buenos resultados. De todos modos, el año tuvo momentos de mucha selectividad, especialmente por los conflictos externos que afectaron al mercado local, tales como el Brexit y la victoria de Donald Trump en Estados Unidos.
"Uno de los sectores más ganadores del año son las empresas de utilities (las energéticas no petroleras) porque tenían que ver con el marco regulatorio", explicó Leonardo Chialva. Así lo reflejan los datos que brindó Ezequiel Zambaglione, del equipo de research de Puente: "Central Costanera ganó un 110% en el año; Pampa Energía, subió un 80%; y Edenor, creció casi el 70%", indicó.


Sin embargo, la renta variable tuvo protagonistas inesperadas durante 2016: las empresas del panel general. Consideradas como compañías chicas y con poca liquidez, varias de ellas lograron integrar el índice Merval a fuerza de la gran cantidad de operaciones que traccionaron.


Los casos más destacados fueron el de la productora de limones San Miguel, que acumuló una suba de 135%, y el de la cementera Holcim (conocida en el mercado por su antiguo nombre: Juan Minetti), que registró un alza del 118%. "Las acciones de empresas chicas les ganaron a las de las grandes, que habían quedado muy caras", resumió Leonardo Chialva.


En el campo de la renta fija, hubo emisiones –e inversiones– para todos los perfiles de inversor. Los más conservadores se inclinaron por las emisiones del soberano en dólares y obtuvieron rendimientos anuales de entre 20% y 40%, según el plazo y las condiciones de la emisión. En este segmento resaltaron los Bonar a 2021 y 2024.


"En las colocaciones soberanas en pesos a tasa fija, los mejores fueron el Bote 2018 y 2021. En el caso de los títulos soberanos atados al CER, todos ganaron más del 30%", sostuvo Ezequiel Zambaglione. Los inversores más arriesgados, que se animaron a financiar a las provincias comprando bonos en dólares, obtuvieron rendimientos anualizados de entre 10% y 40%. Allí se destacaron las colocaciones de Córdoba a 2021 y 2026 y de Chubut a 2023, que rindieron en torno al 40% en el año.