Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La Fed tranquiliza al descartar plan de cuatro alzas de tasas en 2016

Sin cambios, por ahora. Tal como se preveía, la Reserva Federal de los Estados Unidos decidió no elevar las tasas de interés y mantenerlas en el orden de 0.25% -0,50%, el nivel al que las había llevado en diciembre último.
En esa oportunidad se había adelantado que durante este año iba a realizar cuatro ajustes graduales en el interés, hasta llevarlo al 1% para diciembre. Pero ayer la entidad que preside Janet Yellen corrigió esa previsión y adelantó que esas subas serán sólo dos durante 2016, cada una en 0.25%.
Para finales de 2017, la autoridad monetaria aspira a llevar el costo del dinero a 1,9%; y en 2018 poder subirlo a 3%. Sin embargo, ahora la mirada de la Fed está puesta sobre lo que pase en el resto de las economías, lo que hace mantener la cautela respecto a una fuerte quita de estímulos.
"Los acontecimientos económicos y financieros globales siguen planteando riesgos para Estados Unidos" , destacó el organismo en el comunicado que resumió su reunión de marzo.
En tanto, las dudas sobre la macroeconomía estadounidense parecen haber sido zanjadas a esta altura del año. "Una serie de indicadores recientes, entre ellos fuertes avances del empleo, apuntan a un fortalecimiento adicional en el mercado laboral. La inflación se aceleró en los últimos recientes", señaló el documento.
Ahora, todas las fichas del mercado están puestas a un incremento del 0.25% para junio. Las razones, expuestas en el comunicado del Banco Central de EE.UU radican en una activación de la inflación, un sector inmobiliario estable y la mejora de las condiciones del mercado laboral estadounidense.
La inflación subyacente en Estados Unidos subió más de lo previsto en febrero debido a que los costos médicos y de alquiler continuaron con su tendencia alcista. La Fed tiene la meta de llevar el incremento de precios al 2% y sus miembros consideran que podrá alcanzarla el próximo año.
Sin embargo, su presidenta dejó en claro su prudencia al respecto. "Quiero advertir que podría haber algunos factores transitorios que están influyendo. Así que soy cautelosa y no he llegado a la conclusión aún de que hayamos visto un alza significativa que sea duradera, por ejemplo, en la inflación subyacente", comentó Yellen.
Además, justificó su decisión de mantener el costo de endeudamiento, ya que, según explicó, es más sencillo para la Fed reaccionar a un repunte que a una caída inesperada en el crecimiento económico.